Menu

Blogs

De la construcción a la producción agroecológica

12.02.15 / Martín Cuadra - SIMAS / Alianza agroecología

Como parte del “Encuentro técnico y metodológico de OSC, campesinas y ganaderas promotoras de la agroecología en Centroamérica”, organizado por la la plataforma Alianza por la Agroecología, a realizarse en Chimaltenango, Guatemala, visitamos la aldea rural de Choatalúm, ubicada en el departamento de Chimaltenango. Ahí nos abrió la puerta de su casa Eliseo Roberto Bajan, de 26 años, casado con Gorety Amalia Bernadina y con su hija de seis meses. Eliseo es un productor agroecológico, promotor pecuario y actual presidente del Comité para la Agricultura Orgánica en su comunidad. Nos cuenta cómo pasó de los bloques y el cemento a ser un productor agroecológico.

"Trabajé en la capital por siete años en el área de construcción. Mi vida dio un giro cuando vine a la aldea en el año 2012. Me vine de la capital para apoyar a mi papá que había sido seleccionado por FUNDEBASE para apoyarlo en su proyecto productivo. Yo no tenía la intensión de trabajar la tierra, ya que lo mío era la albañilería y no me interesaba el proceso agrario del campo. En el 2013 me integré al Comité para la Agricultura Orgánica de la comunidad donde está organizado mi papá. El comité está integrado por 19 familias productoras que están siendo beneficiadas con un proyecto y que sufrieron en el conflicto armado de los años ochenta. Cuando me sumé, era solo para apoyar a mi papá y empecé a capacitarme para inyectar animales y me converti en promotor pecuario. Fue en ese año que comencé mi recorrido como promotor agropecuario y trabajamos agricultura orgánica.

La parcela que tengo me la dio mi papá. La extensión de mi terreno de 40 x 40 varas. Antes de trabajar en la parcela, todo era bosque. El tener una pequeña parcela me dio la oportunidad de mejorar y pensar en el bienestar de mi familia. Pues ahí puse ahínco para trabajarla. Con mis ahorros de albañil, fui haciendo la casa y pensé que podría hacer producirla para asegurar la comida de mi familia. La parcela la tengo divida en tres áreas: pecuario, diversificación productiva y crianza de ganado.

Área pecuaria

La primera en un área pecuaria tenemos 15 gallinas, dos gallos, siete patos y cuatro conejos. Para alimentarlos nosotros hacemos el concentrado, se mezcla maíz, cáscara de huevo, huesos, frijol, sal todo molido y eso le damos de comer a los animales. Del concentrado saco un quintal que me da para dar de comer a las aves por unos 20 días.

Este espacio también se utiliza como escuela para el aprendizaje de los miembros del comité para a agricultura orgánica de la comunidad. Todo lo que se enseña, las familias lo va a replicar en sus parcelas.

La diversificación productiva

La otra área está destinada a la producción de rubros como maíz amarillo y negrito nativo. Con una mazorca puedo cosechar un quintal de maíz y como es orgánico crecen bastante. Las semillas se guardan en tambos o envases de gaseosas, las que secamos bien y se almacenan las semillas para la próxima cosecha.

El café está en asocio con árboles frutales como durazno, limón chino, lima, naranja, guayaba. Aquí también tengo plantas medicinales entre las que se encuentran albahaca, zacate limón, higo, ruda, cola de ardilla, árnica, hierba mora, hierba buena, consuelda, cilantro y cebolla.

También frutales asociados con musácea y caña de azúcar. Tenemos huerto familiar donde se produce hortalizas para consumo familiar y ramadas de güisquil o chayote. Construimos un filtro de agua grises que se aprovecha para regar.

Tengo una pila de lombrices de la cual obtengo abono. Hace tres años comencé con una libra de lombrices y hoy me produce hasta 25 libras. Obtengo dos litros de orina que utilizo para aplicación foliar utilizando la bomba. Para el manejo de plagas estoy utilizando cuatro chiles manzano, pico cinco cebollas y los mezclo con dos litros de orina, lo dejo fermentar por 15 días al calor . Cuando ya está listo, lo cuelo y agregó por cada bombada un litro de producto para fumigar el cafetal y los frutales.

Manejo del ganado

El establo se construyó hace dos años con la idea de hacer un comedero para tres animales. El proyecto nos ha proporcionado razas mejorados de holstein y Jersey. Ya tenemos una cría. El contar con un establo permite tener alimento limpio y evitar así que los animales tengan parásitos.

Con los ahorros de la construcción, entre mi papá y mi familia, compramos una máquina para picar el zacate. Eso permite que tengamos alimentos suficientes y no desperdiciarlo. A las vacas les damos de comer dos veces al día y mantenemos el agua diaria, lo que nos asegura producción de leche y procesamiento de quesos, lo que nos ha llevado a experimentar el manejo de ganado en dos ordeños.

Por ejemplo, la vaca se ordeña dos veces al día. En el primer ordeño nos da entre 28 a 30 vasos y en el segundo 20 vasos. Si lo vemos en litro, la vaca nos da 14 litros diarios. Nos deja el queso que se procesa y se vende. El suero se utiliza para alimentar a los cerdos. Aquí nada se desperdicia. Cada familia que está integrada al comité tiene una vaca y es compromiso que cuando para, se debe entregar la cría, sana para beneficiar a otras familias eso es lo que llamamos pase de cadena.

Aquí se recolecta el estiércol, la orina y se traslada una distancia de 15 metros para evitar contaminación. Todo se recolecta y se transforma en abono. Hoy día, haber encontrado en la agricultura una manera de vida, le ha dado un giro a mi vida que yo no me esperaba".

Palabras claves: agroecologia, Fundebase, choatalum, aldea, alianza, agroecologia


Temáticas:
Conservación de los recursos naturales,
Soberanía y seguridad alimentaria,

Tambien puede interesarle

“Hay que defender la biodiversidad y soberanía alimentaria”


12.02.15 / LEER MÁS >>

"Nos quemaron el santo Maíz que Dios nos había dado”


12.02.15 / LEER MÁS >>

Encuentro de saberes y conocimientos agroecológicos de Centroamérica


11.17.15 / LEER MÁS >>