Menu

Noticias

Un sendero del abono orgánico fortificado

02.14.17 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Roberto Vallecillo

Cuando se promueve la agroecología como un modelo de agricultura viva donde se destaque la interrelación de cada uno de los elementos naturales, los cultivos y las innovaciones, uno de los primeros retos es darle especial atención al suelo como un organismo vivo.

El abono fortificado con polvo de roca y zeolita es una de las alternativas porque al mineralizar los suelos, garantiza un crecimiento de los cultivos sólido y consistente. Además de mineralizar, corrige y mejora las condiciones del suelo.

Este producto es elaborado a base de cascarilla de arroz, pulpa de café, semolina, composta, lombrihumus, melaza, olotes molidos, carbón, ceniza, hojarascas del bosque, micro-organismos de montaña, polvo de roca y zeolita.

Plantel Venecia
Foto Roberto Vallecillo

Nuevo sendero

“Empezamos hacer el abono por necesidad, ya conocíamos sobre la harina de roca, que para nosotros es polvo de roca”, reflexiona José Tomás Padilla, uno de los más jóvenes asociados en la Cooperativa Multisectorial Senderos de Licoroy R.L. Él como parte del Plan de Prevención y Mitigación acompañado del Movimiento de Productoras y Productores Agroecológicos y Orgánicos de Nicaragua (MAONIC) y Estudios Intereclesiales de Estudios de Teología y Sociales más conocido como CIEET, estudió una especialidad en producción agroecológica, más un diplomado en la Universidad Nacional Agraria (UNA). Por esta inversión, dedicación y preparaciones, ahora es un experto productor de granos básicos, café, musáceas, raíces y tubérculos.

Sobre el plantel de producción de abonos, en donde participan la mayor parte de las socias, José Tomás ha trazado un nuevo sendero en la capacidad, habilidad y técnica para elaborar abono orgánico fortificado y biofertilizantes en Nicaragua:

“Nosotros comenzamos por la bulla de Jairo Restrepo y hemos venido innovado al agregar a este material cero, como le dicen en las pedreras, los micro organismos de montaña fermentados. El producto LH Plus derivado de estos micro organismos tiene muchas cualidades, una de ellas, es madurar el polvo de roca en 75 días. Así cada siete días damos vuelta al material de la abonera para tenerlo listo a los 70 días. Está potable para los cultivos cuando baja la temperatura a la semana. Como en los inicios estábamos con la duda de su contenido, calidad y de su formulación, recurrimos al laboratorio de suelo. Ahora aseguramos con aplomo cuáles elementos aporta al suelo, cuánto tiene y en qué cantidades”, explica Padilla.

Contacto: Ramón Padilla. Teléfono: 27152419 Facebook: Senderos Licoroy. Correo electrónico: senderoslicoroy@yahoo.es

Podría interesarle: Novedoso biofertilizante LH Plus de Canta Gallo


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Conservación de los recursos naturales,

Tambien puede interesarle

En seis años se han perdido 1,032,682 hectáreas de bosque en Nicaragua


04.26.17 / LEER MÁS >>

SIMAS contribuye a la democratización del conocimiento


04.24.17 / LEER MÁS >>

Jurado Campesino analiza realidad de la agroecología y los cultivos orgánicos en Nicaragua


04.21.17 / LEER MÁS >>