Menu

Noticias

Respetar y proteger a la población ante el mercantilismo

03.15.17 / Wendy Quintero - SIMAS

Foto tomada de internet

Todos los 15 de marzo se celebra el Día Mundial de los Derechos del Consumidor. El propósito principal de esta jornada consiste en concienciar sobre los derechos fundamentales de todos los consumidores y reclamar que ante posibles abusos del mercado estos sean respetados y protegidos.

Para el 2017 el lema que se ha propuesto se centra en la construcción de un mundo digital en el que los consumidores puedan confiar. La innovación y la participación son dos aspectos claves para conseguir este propósito.

Un poco de historia

El Día Mundial de los Derechos del Consumidor se celebró por primera vez el 15 de marzo de 1983, sin embargo su origen es un discurso que el presidente de Estados Unidos John F. Kennedy pronunció el 15 de marzo de 1963, ante el Congreso de ese país en el que se refirió a los derechos de los consumidores.

En Nicaragua en el año 1993 se formó la primera organización de consumidores llamada Liga de Defensa del Consumidor de Nicaragua, LIDECONIC. Desde su inicio participó en las discusiones de la Ley de Defensa a los Consumidores o Ley 182 aprobada el 14 de noviembre de 1994 y su reglamento aprobado cuatro años después en septiembre del 1999. Sin embargo el 13 de junio de 2013 fue derogada y reemplazada por una nueva legislación actualizada bajo la Ley 842 Ley de Protección de los Derechos de las personas consumidoras y usuarias.

La abogada Maura Morales Reyes, trabajó en los primeros años el tema de los derechos del consumidor en el país, esfuerzo reflejado en una entrevista publicada en El Guacal: Los derechos de los consumidores.

Morales explicó la necesidad de tener un “arma jurídica” para proteger al consumidor desde diversos ámbitos como la salud y seguridad en el consumo de bienes y servicios, así como recibir educación para el consumo, información veraz, oportuna, clara y adecuada sobre los bienes y servicios disponibles en el mercado.

La especialista enfatizó en la necesidad de los usuarios en recibir un trato equitativo y no abusivo por parte de los proveedores de bienes y servicios, demandar una reparación integral, oportuna y adecuada de los daños y perjuicios sufridos que sean responsabilidad del proveedor, exigir el cumplimiento de las promociones y ofertas cuando el proveedor no las cumpla, asociarse y constituir agrupaciones de consumidores y acceder a los órganos administrativos o judiciales correspondientes, para la protección de sus derechos y legítimos intereses.

Morales en su entrevista habló de la preservación de un medioambiente adecuado que garantice la conservación y desarrollo de los recursos naturales, el demandar a las instituciones del Estado por la negligencia en los servicios públicos prestados que hayan producido un daño directo al consumidor, así como estar protegido en relación a su vida, seguridad y bienes cuando se haga uso de los servicios de transporte terrestre, acuático y aéreo; todo a cargo de los proveedores de estos servicios e indemnizarlos cuando fuesen afectados.

La Educación: ¿Qué es un alimento sano?

Esta efemérides también es importante por que es oportuna para reflexionar sobre la educación para el consumo y temas medulares como la seguridad alimentaria y nutricional, y la soberanía alimentaria. Los consumidores tienen derecho a alimentos sanos que no dañen la salud por lo que las personas deben informarse para decidir señala Lucy Morren de Soynica. “Los consumidores tenemos el poder de decisión, si yo no quiero comprar eso, nadie me puede exigir”, enfatiza Morren pues las personas deben estar informadas sobre lo que se llevan a la boca y así tomar una decisión.

Un alimento que es procesado debe estar elaborado con higiene y con ingredientes naturales, si es una fruta, verdura, grano o carne, debe estar producido sin contaminación química. Una alternativa para consumir alimentos sanos es aliarse con productores orgánicos y establecer una alianza entre productores y consumidores.

La educación sobre el consumo de alimentos sanos debe comenzar con los estudiantes, pero tiene que ir a la par de los padres y madres de familia, porque al final son los que deciden qué le darán al niño o la niña en los primeros siete años de edad. Después de los siete años, ya en la escuela, son los niños y las niñas quienes deciden lo que van a comprar, ahí todo depende de la educación que le han dado en su casa.

A nivel mundial se está instando la aprobación de un código internacional sobre la comercialización de alimentos y bebidas no alcohólicas dirigida a niños y a niñas menores de 16 años, edad en que están conscientes de lo que se va a llevar a la boca.

 


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Soberanía y seguridad alimentaria,
Desarrollo de servicios de información,

Tambien puede interesarle

Microinvertebrados como indicadores del estado del suelo


08.18.17 / LEER MÁS >>

¿Que implica conmemorar el Día Internacional de los Pueblos Indígenas?


08.09.17 / LEER MÁS >>

¿Qué pasa con el reciclaje del plástico?


08.02.17 / LEER MÁS >>