Menu

Noticias

Construyen nuevos lazos de hermandad

03.13.17 / Wendy Quintero - SIMAS

Foto Wendy Quintero/ Simas

En el “Río de Plata” o Waslala, se encuentra la Asociación de Madres y Familiares Víctimas de Guerra (AMFVG) fundada en 1995. Nelly Granados, presidenta de la organización, señala que actualmente atienden a 525 familias de las cuales un 70 por ciento son mujeres y un 30 por ciento hombres que habitan en la zona urbana y rural.

El municipio de Waslala, ubicado en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RACCN), es visto como la segunda puerta de entrada en importancia hacia esta región, uniendo el departamento de Matagalpa por la vía Tuma ‐ la Dalia – Rancho Grande (Matagalpa).

“En la asociación trabajamos la parte social, en capacitación sobre equidad de género, brindamos asistencia técnica a nuestras familias productoras y trabajamos en proyectos con fondos revolventes que benefician a 45 mujeres”, detalla doña Nelly.

La AMFVG nace de la necesidad de formalizar lazos de solidaridad entre las mujeres madres y familiares de caídos durante la guerra, sobre todo esposos e hijos combatientes que fueron miembros tanto de la resistencia o la “contra” así como del Ejército Popular Sandinista. Granados relata que deseaban la paz y colaboración mutua por ello decidieron organizarse y reconciliarse en medio de tiempos de conflicto.

La Asociación trabaja en más de 23 comunidades del municipio de Waslala y ha desarrollado diferentes proyectos con grupos juveniles, discutiendo temas como la prevención de violencia, educación sexual y campañas ambientales.

La Asociación espera transformarse y constituirse como cooperativa para establecer mecanismo de sostenibilidad y seguir trabajando en fortalecer las capacidades de las mujeres rurales y del casco urbano del municipio a través de asistencias técnicas.

“Vamos a cambiar totalmente la organización del servicio social, ahora vamos a lo que es sostenible, vamos a cambiarnos a una cooperativa, trabajaremos siempre el tema del servicio social para eso vamos hacer un proyecto piloto porque queremos mejorar, ayudar en la cadena de valor y de la comercialización del cacao”, apunta la presidenta de la AMFVG.

Intercambios

La Asociación desde el año 2014 es parte de la Alianza Territorial de Aprendizaje de Cacao en donde cada encuentro es un oportunidad para intercambiar los saberes. “Vamos para ver qué es lo que hacen las otras organizaciones, intercambiar ideas, proyectos en alianza”, enfatiza Granados.

Parte del trabajo que han realizado es la aplicación de la Herramienta Cacao que sirvió entre otras cosas para suministrar información para el Sistema de Monitoreo de Cacao y trajo grandes beneficios a las familias que la incorporaron. “Las familias que participaron descubrieron qué tipo de nutrientes son buenos para el cultivo de cacao, qué tipos de abonos, cómo hacer la poda, todo eso fue muy bueno y dio resultados que ayudaron a las familias a la organización. Todo esto fue posibles por gracias al proceso de la plataforma”, señala Granados.

La lideresa cuenta que al inicio fue difícil trabajar en alianza pues a veces sentía que llegaban a perder el tiempo, pero luego de organizar mejor la forma de trabajo de la Alianza se fortaleció colectivamente e incidió en cada uno de sus miembros.

“Hay que fortalecer más a las productoras y productores. En realidad nos fortaleció mucho, es bastante el trabajo y son muchas las oportunidades que podemos compartir como las experiencias de trabajo de manera personal y como organización. Hay que apoyar más a los grupos de mujeres desarrollar y articular mejor el trabajo, integrar temas de género, acercarnos más al Gobierno (central). ¿Qué pasa? Creo que los funcionarios (de Gobierno) no están interesados en pertenecer a la plataforma, no quieren asumir la responsabilidad y compromiso por eso debemos trabajar en acercarlos”, recomienda Granados.

Dentro de los resultados como organización Granados comenta que trabajaron junto con la Alcaldía de Waslala en impulsar una Política de Género a nivel municipal que ya fue aprobada. “Tenemos que trabajar los nuevos procesos en las organizaciones sociales, con sus socias, el gran reto de la plataforma es asumir el tema de equidad de género, hay que trabajar para fortalecer la política pública como Derecho Humano de las mujeres de acceder a la tierra”, exhorta la lideresa.

Podría interesar: El mejor cacao de Nicaragua estará en París

Nelly Granados muestra los productos que elaboran.

Productos

Desde la AMFVG le dan un valor agregado a su producción de cacao al ofertar cereales de cacao y chocolates artesanales en ferias nacionales. “Estamos procesando un chocolate que se llama El Costeñito, es un proyecto para generar ingresos para la asociación, todavía no tenemos registro sanitario, pero estamos trabajando en eso. Por el momento procesamos el cacao y el coco de forma artesanal estamos ahorita en espera para mejorar el empaque, hacemos por encargo para gente que viene de Managua y nos compra de 200 a 300 chocolates, también los vendemos en la oficina. En la asociación recibimos capacitaciones y aprendimos a procesar el chocolate y el café con chocolate”, puntualiza Granados.


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Desarrollo de empresas rurales,
Desarrollo de servicios de información,

Tambien puede interesarle

“Mis triunfos son de todas las mujeres”


03.29.17 / LEER MÁS >>

Respetar y proteger a la población ante el mercantilismo


03.15.17 / LEER MÁS >>

El mejor cacao de Nicaragua estará en París


03.10.17 / LEER MÁS >>