Menu

Noticias

Hacia una agricultura a pequeña escala resiliente al clima

06.27.17 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Roberto Vallecillo

CSA un concepto vago

Desde hace algún tiempo se promueve el concepto de “agricultura climáticamente inteligente” (Climate-Smart Agriculture, CSA) como solución a los retos del cambio climático y la seguridad alimentaria. Pero la CSA también se enfoca en aumentar la producción y el rendimiento con “soluciones” técnicas y presta poca atención a las desigualdades sistémicas e institucionales que han hecho sobre todo a los pequeños agricultores –en especial a las mujeres– vulnerables al impacto climático. Además, con respecto al impacto ambiental y social, este concepto es vago y se presta para su abuso. Peter Rottach, uno de los tres autores del documento, sostiene que: “Su falta de parámetros claros permite que cualquier modelo y escala de agricultura, se pueda promover como “climáticamente inteligente”, incluyendo los sistemas de producción insostenibles, industriales, a gran escala, químicos o de gran consumo de energía...”.

Alternativas a la “agricultura climáticamente inteligente”

Este documento es el resultado de un extendido diálogo de Pan para el Mundo con colaboradores a nivel mundial. Varias ONGs discutieron el tema del desarrollo de estrategias adecuadas para adaptar la agricultura al cambio climático en tres talleres: El taller de África tuvo lugar en Nairobi; el de Asia, en Katmandú y el de Latinoamérica, en Lima.

Escuela de Promotoría Agroecológica de la Zona Seca

El abono para una agricultura a pequeña escala

Dado el potencial y la necesidad de la agricultura a pequeña escala para la seguridad alimentaria mundial, es la mejor forma de mitigar y adaptarse al cambio climático: Aprovecha las tierras con más eficiencia para producir alimento, genera empleo, es diversa por naturaleza y es favorable para las mujeres. Además, con respecto al impacto ambiental y climático, el grueso de la producción de alimentos esté en manos de los pequeños agricultores, que se enfocan en el autoconsumo, los mercados regionales y usan técnicas de bajos insumos externos. Esto no quiere decir que la agricultura a pequeña escala no tenga que ser perfeccionada para lograr una mayor productividad, sostenibilidad y acceso a los mercados. Significa garantizar que todos los productores de alimentos tengan la capacidad, la información, los recursos y el poder para acceder y usar técnicas adecuadas y que es la productividad aumente allí, donde se necesita desesperadamente. Además, el desarrollo rural tiene que combinar la agricultura con los esfuerzos para reducir los riesgos de desastres, ya que la agricultura a pequeña escala tiene que lidiar con los efectos negativos del cambio climático, incluyendo los devastadores desastres naturales provocados por el mismo.

“Hacia una agricultura a pequeña escala resiliente al clima”. Alternativas a la “agricultura climáticamente inteligente” es resultado de tres talleres realizados en África, Asia y América LatinaLos autores Peter Rottach, Johannes Kotschi, Berthold Schrimpf y Eike Zaumseil.

Por América Latina participaron: Corporación Educativa para el Desarrollo Costarricense – CEDECO (Costa Rica), Consejo Dii Nura (Panamá), Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra – MST (Brasil), Federação de Órgãos para Assistência Social e Educacional – FASE (Brasil), Centro Humboldt (Nicaragua), Asomupro (Nicaragua), Asociana (Argentina), Chirapac (Perú), Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica – IPDRS (Bolivia), Fundebase (Guatemala).

Contacto: service@brot-fuer-die-welt.de

www.brot-fuer-die-welt.de


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Soberanía y seguridad alimentaria,

Tambien puede interesarle

Una vida al servicio de su gente


07.23.17 / LEER MÁS >>

Adios Juan Ríos


07.23.17 / LEER MÁS >>

Mujeres experimentan con abonos


07.09.17 / LEER MÁS >>