Menu

Noticias

Atlas con una radrografía de las mujeres a mayor profundidad

03.08.18 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Foto: Roberto Vallecillo

Invisibildad del aporte de las mujeres

Trabajos asignados a hombres se asocian a la producción de bienes y servicios hacia el mercado y son más valorados. A las mujeres se les asignan los trabajos domésticos y de cuidado, de reproducción de la vida. El trabajo productivo realizado por las mujeres rurales se considera como una ayuda. El reto está en visibilizar el trabajo que las mujeres ya realizan, y los conocimientos asociados, además de ampliar sus posibilidades de elección sobre qué y cómo hacer y la apropiación de los resultados, asegura una de las recientes publicaciones de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) donde destaca los aportes que hacen las mujeres rurales y los retos que enfrentan para el disfrute pleno de sus derechos.

 

Portada Atlas MujeresAsalariadas agrícolas

Esta publicación “El Atlas de las Mujeres Rurales de América Latina y el Caribe” de la FAO presenta una radiografía más a profundidad del estado de los derechos de las mujeres rurales, su seguridad alimentaria y nutricional, desarrollo económico y sus retos y oportunidades. Se ve claro que en América Latina y el Caribe, ha aumentado el número de mujeres en el trabajo agrícola asalariado, donde la tasa de actividad promedio de la región pasó de 32,4% en 1990 a 48,7% en 2010, inserción laboral que muchas veces se da en calidad de trabajadoras temporales. En esa línea, el incremento de la participación femenina ha variado en los países, siendo bastante alta en Bolivia, Brasil, Perú y Uruguay (superior al 50%), países donde la mayor parte de las mujeres rurales están ocupadas en la agricultura.

 

 

 


 

escuela de promotoria
Escuela de Promotoría SIMAS. Foto :Roberto Vallecillo

Derecho a la ciudadanía y documentación

El reconocimiento del derecho a la condición de ciudadanía para las mujeres, independiente de su posición en la familia (condición civil) se convirtió en un marco importante para la conquista de su autonomía. La dependencia directa de un miembro masculino en la familia (padre, hermano o pareja) imponía una serie de limitaciones al acceso de ellas a los recursos económicos y a la participación social, generando las condiciones para las prácticas de violencia doméstica, ya sea esta patrimonial, física, psicológica u otras, y contribuyendo así a la reproducción de patrones de desigualdad entre hombres y mujeres. Las experiencias vinculadas a la ciudadanía también están relacionadas con el acceso a la documentación civil. Para participar de la esfera púbica y acceder a los recursos y otros derechos, es fundamental tanto el registro de nacimiento como la identificación civil.

"En la búsqueda de relaciones justas entre mujeres y hombres" sistematización de experiencias sobre la equidad de género y prácticas exitosas realizadas en Nicaragua por SIMAS, encontrará parte del testimonio de las protagonistas del cambio e incluye su análisis sobre las relaciones existentes con el propósito de establecer igualdad, justicia y democracia, es decir, que las mujeres tengan voz y voto en los momentos y ambientes de sus vidas.

En las comunidades rurales, especialmente en los pueblos originarios y afrodescendientes, se observa que la situación de las mujeres se ve afectada por el modelo androcéntrico de organización social, que impone prácticas de subalteridad para ellas, a menudo asociadas a su permanencia en actividades domésticas con baja participación en la esfera pública.

Punta
Tomado de internet

El estudio destaca en general que las mujeres juegan un rol fundamental en la transmisión del conocimiento, incluyendo la memoria histórica de los pueblos y los saberes técnicos como el manejo agroecológico, la selección de semillas, la reproducción de plantas y los usos medicinales de las hierbas. “Aunque hemos visto mejoras considerables relativas a los derechos de las mujeres rurales en los países de América Latina y el Caribe, todavía existen múltiples obstáculos que hay que superar para que las mujeres conquisten su plena autonomía”, explicó Claudia Brito, Oficial de Género de la FAO.


 

Etnias
Foto: Roberto Vallecillo

 

 

Agenda para el avance de los derechos
El Atlas recomienda avanzar en políticas nacionales de lucha contra la pobreza femenina, consolidando las transferencias de ingresos e implementando acciones intersectoriales de apoyo a las mujeres víctimas de la violencia. También destaca la necesidad de mejorar su acceso a la tierra y al agua mediante instrumentos como las Directrices Voluntarias para la Gobernanza Responsable de la Tierra, y mejorar la oferta de servicios financieros y apoyos a la producción con enfoque de género. 


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Soberanía y seguridad alimentaria,

Tambien puede interesarle

Las semillas son el corazón de la Soberanía Alimentaria


09.18.18 / LEER MÁS >>

Los huertos familiares para comer sanos


09.12.18 / LEER MÁS >>

¿Cuál es la importancia de planificar la finca en el tiempo?


08.30.18 / LEER MÁS >>