Menu

Noticias

De los golpes de calor climático y del corporal

03.09.18 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Foto cotesía: Marvely Villalta Montoya.

Alerta por el frente frío 35

Agustín Moreira experto en fenómenos naturales y meteorólogo del Centro Humboldt, aclara que este frente frío 35 es debido a que los sistemas de masas de aire de frío que bajaron del Norte, quedaron remanente del frente frío número 34 y al juntarse con el número 35, el fenómeno se estacionó cerca de la península de Yucatán. El frío está afectando afectando por las madrugadas en toda Nicaragua. Por ejemplo en Estelí, Jinotega y Matagalpa ha registrado 15 grados centígrados, Managua experimentó una temperatura de 16 grados, en León y Chinadega fue de 18. En Nueva Segovia y Madriz registró 16 grados. En Boaco, Chontales y Río San Juan va de 18 a 20 grados.

Después del medio día se presentan rayos ultravioletas extremos, sobre todo en el Pacífico de Nicaragua, por lo que el metereologo Moreira hace un llamado al uso de bloqueadores solares y estar en alerta por los golpes de calor corporal. “Estos cambios bruscos pueden generar enfermedades respiratorias como golpes de calor, bronco-neumonías y asma”, advirtió.

 

Mirador del Jagua en Esquipulas, Matagalpa. Foto: Roberto Vallecillo.

¿Qué es un golpe de calor corporal?

Un golpe de calor se origina cuando la temperatura del cuerpo sube por encima de los 40º. El organismo humano funciona a unos 37º C y es bastante sensible a las variaciones externas. Para esto dispone de mecanismos que regulan su temperatura, como el sudor, y distribuyen el calor mediante la sangre y lo expulsan hacia el exterior. Cuando se sufre un golpe de calor, todos estos mecanismos dejan de funcionar, sube la temperatura y se pierden abundantes líquidos corporales. Entonces se eleva las probabilidades de padecer daños neurológicos e, incluso, de morir.

La temperatura a la que se puede producir un golpe de calor varía según la persona. También las personas con alguna discapacidad física o psíquica, los enfermos crónicos y los pacientes cardíacos tienen más probabilidad de sufrir un golpe de calor. Aunque cualquier persona puede sufrir los efectos del calor excesivo. Entre las más vulnerables están:

• Mayores de 75 y menores de 6 años.

• Personas obesas, los enfermos crónicos como: diabéticas, hipertensas y con afecciones cardiacas y respiratorias.

Personas con alguna discapacidad física o psíquica.

• Deportistas que realizan esfuerzos prolongados a altas temperaturas.

• Personas en tratamiento con diuréticos, tranquilizantes y antidepresivos.

 

Mujeres minas
Mina El Venado en Somotillo, Chinandega. Foto: Roberto Vallecillo.


Los síntomas de un golpe de calor

Aparecen síntomas como debilidad, cansancio, dolor de cabeza, mareo, náuseas y vómitos. Esta situación progresa hasta la incoordinación muscular y padecer de un desmayo.

La persona afectada está pálida, sudorosa, pero su temperatura se mantiene normal o ligeramente elevada.

En estos casos hay que:

• Colocar al afectado o afectada en un lugar fresco y ventilado a la sombra.

• Ponerlo boca arriba y la cabeza ligeramente inclinada .

• Aplicarle compresas de agua fría en cabeza, nuca, cara y pecho.

• Darle a beber agua fresca con un poco de sal (1 cucharadita por litro de agua) a pequeños sorbos.

• Es aconsejable que sea visto por un médico para vigilar su evolución.

Un fallo multiorgánico

Cuando no se pone remedio a tiempo a un colapso por calor, se produce el cuadro más grave. Pasa que los mecanismos termorreguladores fallan y si no se actúa con rapidez y manera adecuada, se origina un fallo multiorgánico que bien deriva en el fallecimiento del paciente. En el golpe de calor la temperatura es muy elevada, mayor de 39 grado. La piel se pone seca y caliente, se va perdiendo la consciencia y se entra en coma. Hay que trasladar al paciente a un centro de salud, clínica o a un hospital lo más rápido posible.

Sepa que, al presentarse esta situación, y aunque se trate a tiempo, son frecuentes las secuelas neurológicas y de otro tipo en quienes sobreviven. En el traslado del paciente al hospital, se le pueden aplicar compresas de agua fría y darle de beber agua a pequeños sorbos.

 

Casa Adonis
Cinco Pinos, Chinadega. Foto de Roberto Vallecillo

 

Medidas a tomar en la casa de habitación

• Permanecer en las zonas más frescas de la casa.

• Beber agua y frescos en abundancia.

• Ducharse con agua fresca varias veces al día.

• Evitar el alcohol y las comidas pesadas, calientes y condimentadas.

• Vestirse con ropa fresca, de algodón, holgada y de colores claros.

• No realizar ejercicio físico fuerte.

 

 

Costa
Isick Creek, Laguna Perlas. Región Autónoma
de la Costa Caribe Sur (RACCS) 

Consejos al salir a la calle

• Caminar por la sombra.

• Vestir ropa fresca.

• Beber agua con frecuencia.

• Abrir las ventanas de buses y vehículos.

• No dejar nunca a menores, ancianos o discapacitados dentro del automóvil.

•  Buscar locales ventilados o con aire acondicionados.

Consejos para excursiones a la montaña o la playa

• Evitar exponerse al sol entre las 10:00 am y las 4:00 pm.

• Cubrirse la cabeza y vestir ropa holgada.

• Protegerse con una sombrilla.

• Bañarse con frecuencia.

• Remojarse la cabeza, la cara y nuca. (Tomado de webconsultas.com)


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Soberanía y seguridad alimentaria,

Tambien puede interesarle

¿Qué comprende la Reserva de Biósfera Río San Juan?


04.17.18 / LEER MÁS >>

La quema: Una solución barata y rápida pero… ¿A qué costo?


04.12.18 / LEER MÁS >>

Infografía sobre la cronología al tomar una coca-cola


04.11.18 / LEER MÁS >>