Menu

Noticias

Micro-organismos de montaña: base para biofermentados

06.08.18 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Foto: Roberto Vallecillo

¿Cómo elaborar un biofermento paso a paso?
“Todo sobre estos biofertilizantes era nuevo para nosotros, lo hemos venido aprendiendo a través de la Escuela Campesina que Israel Audocio Rodríguez ha fundado en el 2013...” reafirman Lázaro Rodríguez y José Heriberto Sarmiento, junto con su grupo de la Escuela Campesina de la comunidad El Tigre, en el municipio de Jujutla, del departamento de Ahuachapan, El Salvador, se animaron a cambiar de estilo de vida y a asistir a los cultivos a través de los abonos biofermentos. Este proceso de elaboración de biofermentos tiene dos fases: sólida y líquida. En el contenido de esta nota sólo se abordará la fase sólida.

 

Eudocio Rodríguez
Israel Eudocio Rodríguez. Animador de CVX.
Foto: Roberto Vallecillo.

Fase sólida
“La base para empezar con los abonos foliares o biofermentos es cultivar los micro-organismos de montaña para descomponer cualquier materia seca y favorecer la fermentación en los abonos orgánicos sólidos como el bocashi y algunos extractos naturales”, aclara  Israel Audocio Rodríguez, animador de técnicas y prácticas que promueven las Comunidades de Vida Cristiana conocidas como CVX.

Con el cultivo de micro-organismos de montaña que promueve Israel Audocio, se busca recuperar la vida y salud de los suelos, facilitar la disponibilidad de los nutrientes para las plantas, controlar micro-organismos causantes de enfermedades en los cultivos y realizar un control biológico de plagas.

El cultivo de micro-organismos de montaña
1. Recoger 100 libras de suelo conteniendo micro-organismos de montaña, que equivalen a 45.4 kilogramos, en lugares donde no se han hecho aplicaciones de agroquímicos, suelos vírgenes con abundante vegetación y humedad.

2. Pulverizar o desbaratar fino el material.

cultivo de microorganismo de montaña
Producción a los 40 días de elaborados.
Foto: Roberto vallecillo

3. Mezclar en un barril plástico de 110 litros:

4. Una vez que las cien libras de suelo con los micro-organismos de montaña han quedado pulverizadas, se le agrega esta mezcla líquida poco a poco mientras se va revolviendo. El objetivo es obtener una mezcla pastosa que, al tomarla con la mano, quede pegajosa.

 

5. Al ir depositando esta pasta en el barril plástico de 220 litros, se va compactando o apelmazando por capas de 15 centímetros para evitar formación de burbujas de aire. El barril no se llena por completo, sino que se deja un espacio de 20 centímetros sin llenar, se tapa y sella el barril. Así se deja por 40 días, sin que entre aire. A este producto le llaman “la semilla de micro-organismos benéficos mixtos en condición sólida”. 

cultivo d microorganismo de montaña
semilla de micro-organismos benéficos mixtos sólida.
Foto: Roberto Vallecillo.

En este estado se utiliza para enriquecer nuevos procesos de reproducción de micro-organismos, biofertilizantes, extractos naturales y abonos compostados como el bocashi. Se activa con agua y melaza para usarse en diferentes formas:

El costo de producción de 1 libra de micro-organismos fermentados solidos es de $ 1.52.


Temáticas:
Conservación de los recursos naturales,
Soberanía y seguridad alimentaria,
Desarrollo de empresas rurales,

Tambien puede interesarle

Taller Internacional de Cultivos Biointensivos de Alimentos


11.20.18 / LEER MÁS >>

Parcelas agroforestales orgánicas: Innovar para aprender


11.05.18 / LEER MÁS >>

Lanzan sistematización “Huertos biointensivos” muy pronto


10.31.18 / LEER MÁS >>