Menu

Noticias

El amaranto o huautli es una planta inmortal y nutritiva

06.20.18 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Cortesía de Puente.

En la cultura precolombina

El Amaranthus es una planta ancestral utilizada por las culturas precolombinas de México, que después de la invasión española, fue prohibido su consumo y siembra por estar relacionado con ceremonias religiosas. El asunto ocurrió así, aunque los Mayas fueron los primeros que cultivaron esta planta originaria de America Central, para los Aztecas, en México, era la base de su alimentación. Además, lo utilizaban durante sus ceremonias religiosas... Pues de una mezcla de tierra, sangre y semillas tostadas de amaranto, hacían estatuas que representaban a sus dioses. Durante las fiestas religiosas, los fieles comían pedazos de estas estatuas.

 

cosecha
Cortesía de Puente.

El cultivo fue abandonado porque en 1519, la Iglesia Católica prohibió la religión azteca y el cultivo del amaranto. Pudo considerarse como una estrategia militar española para así mantener a la población débil, porque el amaranto era un alimento de guerreros según la Asociación Mexicana del Amaranto (2003).

Sobre sus cualidades

El amaranto tiene un montón de beneficios y abundantes propiedades, una de las más importantes es ser de semilla con muchas proteínas. Contiene aminoácidos esenciales para el cuerpo. Los nueve aminoácidos esenciales son: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina (MedlinePlus, 2013). Las antiguas civilizaciones de México daban la misma importancia al maíz, el frijol y al amaranto.

El amaranto ha sido objeto de estudio de diversos autores en Mexico, que lo han analizado desde diferentes perspectivas como técnicas de cultivo, efectos en la nutrición y salud, la rentabilidad de la planta, su historia, el desarrollo de productos enriquecidos de amaranto, mercados potenciales para la exportación y su posicionamiento en el consumo diario. Muchos países pobres tienen grandes problemas de falta de alimentos. Unos científicos piensan que una solución es desarrollar nuevos cultivos o recuperar cultivos olvidados, que sean ricos en proteínas. El amaranto ha sobrevivido como planta cultivada por el hombre, desde hace más de 8000 años. Esta es una prueba de que es capaz de adaptarse a una variedad de condiciones de clima y de suelos. El amaranto es una planta anual que puede medir hasta 2 metros de alto.
 

Cortesía de Puente.

El color morado de sus hojas y semillas lo hace cultivar, en ciertos países, como planta ornamental. En America Latina, existen todavía unas 60 variedades. En Nicaragua, la Revista Enlace publica que tenemos una variedad no cultivada conocida como bledo. El amaranto no necesita fertilización y a los 7 meses de sembrado, produce de 40 a 60 quintales de semillas por manzana. Las semillas son tan chiquitas que en una libra caben medio millón. Esto quiere decir que sólo se necesita guardar una mínima parte de la cosecha para la próxima siembra. Además, se pueden cosechar las hojas, a los 30 días de siembra o sea, tres cosechas de hojas al año.

EI uso de las semillas es parecido al de las del maíz. En harina, para hacer tortillas o pan, en masa, para hacer tamales, en polvo, para hacer atol y bebidas. Las hojas abundantes se pueden comer cocidas como la espinaca o el repollo. También, se pueden licuar para hacer un fresco rico en vitaminas, proteínas y hierro. En México y Guatemala, las fríen en aceite hasta que revientan y se bañan en miel. A estas "palomitas" de amaranto, se les llama Alegría.

Descargue sin ningún costo el pdf sobre el Manual del cultivo de amaranto. 

 


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Conservación de los recursos naturales,
Soberanía y seguridad alimentaria,
Desarrollo de empresas rurales,

Tambien puede interesarle

Dé con un riego a cuenta gota, un eficiente uso del agua


07.13.18 / LEER MÁS >>

Aprendizaje por descubrimiento desafía la inteligencia


07.04.18 / LEER MÁS >>

De los misterios, bondades y menesteres de la flor de Jamaica


06.21.18 / LEER MÁS >>