Menu

Noticias

Un biofiltro para reciclar agua servida y regar el huerto

08.14.18 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Arte de Harlem Aguilar.

“Con el biofiltro, vuelvo a usar el agua que queda cuando lavo trastes o la ropa. Tampoco se desperdicia el agua con la que nos bañamos las personas que vivimos en la casa, porque la uso reciclada para regar las plantas y el huerto. El agua pasa por un proceso de filtración y sale limpia, ya no se le siente el mal olor y sale clarita sin jabón ni suciedad. Con el agua del biofiltro riego mi parcela energética y mi huerto de hortalizas...” comparte su experiencia doña Juana Seneyda Sánchez Reyes Promotora de Cantera en la Comunidad Latas Lajas en el municipio de Mateare – departamento de Managua-Nicaragua.

En verano es de gran ayuda, afirma doña Juana porque ahorra dinero, tiempo y esfuerzo: “Antes tenía que ir a comprar el agua hasta el pozo comunitario que está a 4 kilómetros y llevarla de vuelta con barriles a la parcela. Ahora lo hago con una simple manguera y además me queda tiempo para hacer otras cosas.”

¿Cuál es el propósito del biofiltro?

Biofiltro lámina
Lámina resumen 1 para promover en la comunidad. Arte de Harlem aguilar.

Para que las plantas puedan crecer y producir cosechas necesitan suelo, agua y nutrientes. En las comunidades de zonas secas el agua es una limitante importante para que las plantas y cultivos sobrevivan en la época seca o períodos prolongados de sequía. Las familias campesinas, en el trópico seco, para hacer frente a las situaciones de sequía, intentan cosechar toda el agua posible, y ahorrarla lo más posible.

Las aguas servidas que salen del baño o del lavandero por lo general no se usan, se consideran desechos porque están sucias, y contienen productos como jabón, champú, detergente y cloro. Con el biofiltro, se recicla el agua que se puede usar para regar plantas, árboles u hortalizas en época seca, pero también en época lluviosa,con lo irregular de las lluvias, han mantenido las plantaciones de las
parcelas energéticas y huertos familiares. Además de ser una forma de ahorrar recursos económicos, hay menos charcos y menos zancudos en los patios donde las aguas grises quedaban estancadas, reduciendo el riesgo de enfermedades que estos provocaban.

 

Biofiltro construcción
Lámina resumen 2 para facilitar la promotoría en la comunidad. Arte de Harlem Aguilar.

 

En los biofiltros el agua fluye por gravedad y se filtra a través de los diferentes materiales (carbón, hormigón, piedrín, piedra poma) que, por filtración mecánica, retienen los residuos de detergentes, jabones y grasas. Para lograr un mejor filtrado, se pueden sembrar plantas que hacen una filtración biológica gracias a la vida que se encuentra alrededor de las raíces. De esta manera se obtiene agua reciclada para riego.

Con el uso del biofiltro se logró ahorrar la compra de 360 barriles de agua en un año, lo que equivale al costo del biofiltro (US$ 475 dólares), si a eso le sumamos el ahorro que representa el consumo de la producción del pequeño huerto familiar (que mide 50 metros cuadrados) y equivale a un promedio de $ 237 dólares anuales.


Temáticas:
Conservación de los recursos naturales,
Soberanía y seguridad alimentaria,
Desarrollo de empresas rurales,

Tambien puede interesarle

El pejibaye: la palmera de la vida para los indígenas de las selvas lluviosas


09.20.18 / LEER MÁS >>

Otras siete cositas sobre guardar semillas del huerto


09.19.18 / LEER MÁS >>

Las semillas son el corazón de la Soberanía Alimentaria


09.18.18 / LEER MÁS >>