Menu

Noticias

Los huertos familiares para comer sanos

09.12.18 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Arte de Harlem Aguilar.

Establecer un huerto familiar, de hortalizas o de frutales, al inicio requiere de mucho trabajo por la limpieza de piedras, del monte, de basura, preparar aboneras, hacer almácigos, viveros y construir eras o bancos porque algunos cultivos lo necesitan como la zanahoria, la cebolla y el repollo. En cambio el ayote, el pipián, el chayote, la granadilla, la berenjena, el frijol de vara exigen menos trabajo porque se plantan por golpe de siembra. Pero... ¿qué recomendaciones es necesario tomar en cuenta?

“Los huertos familiares han sido una estrategia bien acertada en mi familia y a nivel de mi comunidad, porque ha venido a ayudar a la alimentación familiar y también a bajar costos, porque antes teníamos que comprar cosas que ahora podemos sacar del huerto...” opina Michael Aburto de la comunidad La Chorrera del municipio de Villa El Carmen es un promotor activo de CANTERA en su comunidad y un convencido de las bondades del huerto familiar.

Huertos famiiares 1
Arte de Harlem Aguilar.

SIMAS al sistematizar esta experiencia ha creado un folleto y estas láminas a manera de infografía con fondos de SCIAF y el apoyo del Fondo de la Lotería Británica y la Unión Europea, ha trabajado con cinco socios en dos programas integrales para desarrollar gobernación comunitaria, incrementar producción agroecológica, ofrecer y compartir habilidades, conocimientos y práticas en metodologías agrícolas, y desarrollar participación y liderazgo juvenil. Estos ambiciosos programas han trabajado simultáneamente en El Salvador y Nicaragua, permitiendo que participantes de contextos similares aprendan el uno del otro para facilitar los programas de promotorías que impulsan estos temas

“En lo personal habían algunas alimentos que no los podíamos consumir porque era muy caro comprarlos y ahora los consumimos. Mi niño tiene 7 años, hace 3 años atrás, él no comía hortalizas y ahora él come de todo, zanahoria, tomate, chiltoma y eso es beneficioso para su salud y desarrollo.

Otra cosa importante, es que no trabajamos con químicos, trabajamos con buenas prácticas agroecológicas. Tal vez las hortalizas no son grandes, desarrolladas a como uno las mira en los mercados, pero eso no es lo importante, lo importante es que estamos comiendo sano.” concluye Michael Aburto.

Huerto familiares 2
Arte de Harlem Aguilar.

 


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Conservación de los recursos naturales,
Soberanía y seguridad alimentaria,

Tambien puede interesarle

Taller Internacional de Cultivos Biointensivos de Alimentos


11.20.18 / LEER MÁS >>

Parcelas agroforestales orgánicas: Innovar para aprender


11.05.18 / LEER MÁS >>

Lanzan sistematización “Huertos biointensivos” muy pronto


10.31.18 / LEER MÁS >>