Menu

Noticias

Fuente de Vida y El Viejo unidas ante el Iota

11.18.20 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Foto de Hervin Roque

Carta de Pascual Ortells

Fundación Fuente de Vida

“Cosas teribles y otras peores” algo parecido dijo Salvador Espriu al presentar su libro de poemas La pell de brau; y vienen a la mente al ver lo que ha sucedido en Centroamérica en este mes de noviembre que no termina y de nuevo está amenazado por otro huracán, el Kappa.

A 13 días del paso del huracán ETA de categoría 4 con vientos de 240 km/h, un nuevo huracán, el Iota, golpeó otra vez los mismos poblados del norte de Nicaragua y la ciudad de Bilwi (Puerto Cabezas), en la Costa Caribe. Esta vez con categoría 5, la más alta en la escala Saffir, y vientos de 260 km/h. Hubo grandes esfuerzos para evacuar a la población y muchas familias se desplazaron por su cuenta a lugares más seguros, de modo que las primeras noticias no reportan pérdida de vidas humanas en la zona de ingreso del huracán al país.

arbol caido
Foto Hervin Roque.

Sin embargo, llovió por varias horas seguidas en toda Nicaragua, con inundaciones, deslaves, derrumbes y carreteras cortadas. Estas lluvias provocaron muertes en diferentes departamentos. En el departamento de Carazo, en la costa del Pacífico, se conoció la muerte de dos niños ahogados, personas adultas desaparecidas y dos casas arrastradas por la crecida del río en el municipio de La Conquista. La niña Daniela Umaña Rodríguez cumpliría ocho años en diciembre, su hermanito Oscar David cumplió cinco años en octubre; según Felisa Aguilera, su abuela, los dos estaban durmiendo en su casa cuando sucedió la tragedia en la noche del 16 al 17 de noviembre, siendo encontrados sus cuerpos sin vida al mediodía, así como los cadáveres de cuatro personas adultas.

En Managua dos personas fallecieron ayer al caer un árbol sobre el taxi en el que se desplazaban por una carretera al suroeste de la capital.

En el Macizo Peñas Blancas, municipio La Dalia, departamento de Matagalpa, situado en el centro norte del país, miembros de seis familias quedaron enterradas por un deslizamiento de tierras. Hacia las diez de la noche del día 17 de noviembre habían constatado la muerte de otras personas (cuatro según datos oficiales), entre ellas una madre con sus dos niñas; otras cuatro fueron rescatadas con vida y continuaba la búsqueda -entre la tierra, las piedras y el lodo- de 15 personas desaparecidas.

Refugio
Fotos: Hervin Roque.

Hoy, 18 de noviembre, se están evaluando los daños materiales en viviendas, calles, carreteras, puentes y cosechas; ya que las lluvias fueron intensas en casi todos los departamentos del país.

Por parte de la Fundación Fuente de Vida y en coordinación con la alcaldía de El Viejo, en el departamento de Chinandega, se está llevando ayuda a 40 familias, una parte fueron afectadas a inicios de mes por el huracán ETA en las comunidades de Playones de Catarina y La India, en la costa del océano Pacífico; y la mayoría son familias de la comunidad La Salvia, en el Golfo de Fonseca, que han sido afectadas por las fuertes lluvias desencadenadas por el huracán Iota.


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Soberanía y seguridad alimentaria,

Tambien puede interesarle

Pinta el mundo de naranja


11.25.20 / LEER MÁS >>

OIRSA alerta en tres términos a Centro América


11.17.20 / LEER MÁS >>

Cumbre del Clima es pospuesta para noviembre 2021


11.11.20 / LEER MÁS >>