SIMAS

“Hace 14 años empecé a usar teléfono de teclitas prácticamente sólo llevan el menú, las teclitas de contestar, mensaje y llamadas, traen radio. Luego me regalaron un teléfono táctil, algo más difícil con más aplicaciones” expresa Martha Pereira, quien ha ido mejorando el uso de las tecnologías conforme a la práctica constante, hasta llegar al sistema digital de las tablets.

Martha Elena Pereira , de 54 años es la presidente del CAPS Manantial de Agua Viva, comunidad Puntarena Norte, municipio de Quezalguaque, Chinandega, brinda servicio de agua a 303 familias y aproximadamente a 987 personas.

“Yo sola aprendí a manejar estos aparatos, porque como mi quinto año lo saqué hace 14 años, iba a clases los domingos y cuando llegó el tema de la tabla periódica realizaba los cálculos con mi celular. Estas circunstancias me han llevado a esta nueva tecnología.

Mi primer celular táctil me lo regaló una joven de Panamá, me dijo que ya venía con todas las aplicaciones instaladas, y que yo debía aprender sola. Como mi hija, en ese tiempo, estudiaba computación, me enseñó dónde debía tocarle para llamar y mandar mensajes...” 

Para Martha los primeros pasos con su celular, representaron una motivación para hacerse de mayores conocimientos. 

“Entonces, en ese tiempo tenía un compañero de vida, a quien también le pedí ayuda.

Recuerdo que le decía: 
- Mirá ¿cómo puedo mandar un chat?
- Es que no tenés WhatsApp, te lo voy a instalar.
Cuando querrás mandar audio tocá aquí,
en este dibujo de micrófono.
Si es mensaje, escribí y presionás la flechita ...
Así me fue enseñando poco a poco
hasta llegar a tener Twitter, que él mismo me lo instaló...
pero lo desinstalé porque sólo me salían cosas de artistas de cine,
cantantes y no es tan relevante para mi vida... ¡lo desinstale!”.

Para las personas que inician con las prácticas de TIC, el aprendizaje debe tener un enfoque de utilidad, estar relacionado con la vida y quehacer de los CAPS. La eficiencia para Martha va más allá de saber usar algunas aplicaciones, porque ha aprendido a enfocar su labor dentro de la Junta Directiva en su día a día. “Cuando se nos dañó el clorador de la bomba, me afligí: - ¡Ay Dios mío! ¿Cómo vamos arreglar esto?

Fue entonces que nos metimos al internet para revisar y encontrar referencias sobre la marca del clorador hasta dar con lo que necesitábamos de información. Encontramos un video tutorial en YouTube que explica cómo desarmar el clorador, así examinamos y dimos con la avería. ¡Lo reparamos!

Quienes usamos más la tablet, somos el tesorero y yo. Ya le instalé Word y Excel para digitalizar el registro del libro de usuarios, y es lo mejor que tenemos, porque la tablet la andamos siempre como CAPS.

Aportes del Proyecto al quehacer del CAPS
Estamos colaborando con el Centro para la Investigación en Recursos Acuáticos de Nicaragua (CIRA/UNAN-Managua) y con estudiantes de la UNAN para realizar un muestreo del agua, y de toda información y datos que necesitan, nos lo solicitan en digital y sin problemas se lo facilitamos. Por esto, es que quiero aprender a usar aplicaciones de diseño y registro, para crear mayores iniciativas.

Una de las cosas que me hizo sencillo aprender al conectarme a Internet, es que, lo que no entienda, lo busco desde Google, además hay que recordar siempre que nunca es tarde para aprender”. Iniciativas como esta, contribuyen ha ser más eficientes y proactivos en sus labores, sin embargo para Martha Pereira, la eficiencia de las TICs, debe ir más allá y lo ha demostrado en su labor como Presidente al haber empezado un registro digital de las personas usuarias del CAPS.

Relacionados