SIMAS

La violencia sexual: un obstáculo para el acceso a la educación

Según el informe de la UNESCO “Educación para Todos en el Mundo 2011”, la violencia sexual, supone un obstáculo fundamental para el acceso a la educación de miles de mujeres. 100 años de actos de valor y decisión En 1910, la Internacional Socialista, reunida en Copenhague, proclamó el Día de la Mujer, de carácter internacional como homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal. Desde entonces, el Día Internacional de la Mujer es cada vez más una ocasión para reflexionar sobre los avances conseguidos, exigir cambios y celebrar los actos de valor y decisión de mujeres comunes que han desempeñado una función extraordinaria en la historia de los derechos de la mujer. El 8 de marzo del 2011 se celebra en muchas partes del mundo como el 100° Aniversario del Día Internacional de la Mujer. Este año, el tema oficial del Día Internacional de la Mujer 2011 es “La igualdad de acceso a la educación, la capacitación y la ciencia y la tecnología: Camino hacia el trabajo decente para la mujer.” Un obstáculo fundamental Un camino lleno de piedras y espinas, visto a la luz del Informe de la UNESCO “Educación para Todos en el Mundo 2011”, presentado este primero de marzo en Nueva York, donde se pone en evidencia el desinterés con el que la comunidad internacional asume las violaciones masivas de mujeres y niñas en América Latina, África y Asia. La violencia sexual constituye una de las manifestaciones más crueles e inextinguibles de los conflictos, pues buscan destruir a las víctimas y a sus familias, humillar a los grupos étnicos o religiosos a los que pertenecen y demostrar la impunidad ante la ley. La violencia sexual, supone un obstáculo fundamental para el acceso a la educación de miles de mujeres, por el peso psicológico y formativo que determina en el resto de la vida de las víctimas y las de sus familias. La capital mundial de las violaciones La RD del Congo es el frente principal de una batalla mucho más amplia: la que libran millones de mujeres en 35 países del mundo en los que la violencia sexual se ha convertido en un arma habitual de guerra. Desde la lucha por la independencia de Bangladesh hasta el genocidio de Ruanda, pasando por la antigua Yugoslavia, Colombia, Sudán o el Medio Oriente, la violencia sexual constituye una de las manifestaciones más crueles e inextinguibles de los conflictos. - De acuerdo con la información hecha pública por las Naciones Unidas en 2005, la mitad de las mujeres colombianas desplazadas por la guerra habían sido víctimas de maltrato físico y una de cada tres forzada a mantener relaciones sexuales contra su voluntad. - En Darfur (Sudán), Amnistía Internacional demostró en 2004 la implicación de las milicias Janjaweed en violaciones sistemáticas de civiles. La Corte Penal Internacional probó la participación de algunos altos cargos del gobierno. - Los elevados números de violaciones y de violencia sexual que padecen países como Guatemala o Liberia sugieren que la impunidad que se desató durante la guerra se mantiene enquistada en las sociedades años después de terminar el conflicto. Pero ninguno de estos casos ha alcanzado la magnitud de la violencia sexual que padecen las mujeres y niñas de la RD del Congo. Las provincias Kivu del este del país son denominadas en el informe "la capital mundial de las violaciones". Para acceder al informe de la UNESCO “Educación para Todos en el Mundo 2011” siga el siguiente enlace: http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/HQ/ED/pdf/gmr2011-summary-es.pdf
Relacionados