SIMAS

Permacultura: producir para la vida

¿Qué se entiende por permacultura?

 

Foto Fundación Denis González

Para nosotros es un sistema de vida que permite crear medios ambientes humanos y sistemas de producción sostenibles a través de diferentes diseños con recursos locales. Es un conjunto de propuestas de producción, de convivencia respetuosa con la tierra, el planeta y todos los seres vivos y de economía comunitaria, que aseguran el alimento sano de la familia…”.

 

Trata de explicar de manera sencilla, el ingeniero Róger Soza Sancho, sobre esta forma de producir para la vida. Él es coordinador del Área de Proyectos en ODESAR Matagalpa que desarrolla estos procesos en seis municipios.

 

“Esta novedad la conocimos hace cinco años en una Convergencia Mesoamericana de Permacultura en San Lucas, Tolimán en Guatemala. La permacultura fue desarrollada por los australianos David Holmgren y Bill Mollison como una respuesta para frenar la contaminación de la tierra, el aire y el agua provocada por las industria, la agricultura y la ganadería destructivas. Son las responsables de la reducción de los recursos naturales y la desaparición de las especies de animales y vegetales.

 

Es propia para los huertos de patio, parcelas y aprovechar los espacios en los solares con la construcción de mandalas, círculos de cultivos, caracoles y terrazas hechas con piedras y botellas desechadas, tapescos y cultivo en llantas. Ideal para sembrar quequisque, malanga, guineos, yuca y papayas, así como hortalizas y legumbres aprovechando las aguas grises, talayo o aguas servidas tratadas a través de filtros fáciles de construir.

 

Es lindo ver la posibilidad de producir alimento aprovechando los cultivos de enramadas, con diferentes tipos de frutas y no solo la forma tradicional. La iniciativa de cada persona es válida, hasta aprovechan los cercos de alambre,arboles de mediano porte, construyéndose como redes, conos, tapescos y producir alimentos como el chayote, la granadilla, los pipianes y sandías.

 

Mejorar los suelos es parte de la permacultura sin recurrir a los fertilizantes completo y urea, produciendo en la misma finca los abonos orgánicos como el compost o aboneras, el lombrihumus, los abonos foliares, los biofertilizantes. No ve en los insectos una plaga, porque el campesino mismo debe de convivir con ello y manejarlos, conocer de prácticas y labores preventivas para cuando alcanzan un nivel de daño importante, recurra a los controladores y repelentes orgánicos.

 

Como ética de los simpatizantes de este pensar, está el de captar el agua de lluvia, que escurre por los

Foto archivo ODESAR

techos, con la construcción de cisternas y pilas hechas con materiales desechados como las botellas plásticas y llantas. Además se trata de reciclar la basura, hacer fogones mejorados, construir gallineros con los materiales más comunes del lugar.

 

Es tratar de cambiar de actitud, de tener un estilo de vida más digno, es gustar de vivir en lo limpio, adornar los patios con plantas ornamentales, aprovechar las esquinas y las paredes de las casas, sembrar arboles de diferentes especies, frutales en donde sea posible. Ellos no son tan exigentes en su atención…”.

 

Todas estas prácticas y técnicas no son nada nuevas,unas son parte de la agricultura orgánica natural o ecológica, otras vienen de las obras de conservación de suelo y agua, de la siembra y cosecha del agua. Trata de rescatar aquellas formas de trabajar la tierra a la manera de nuestros ancestros Incas y Mayas,lo que hacían nuestros abuelos en el campo. Todo está en ponerse la mano en la conciencia, en el modo de ver la vida y trabajar con el corazón.

 

ODESAR atiende hasta el 2010 a 1,983 familias en agroecología, con un promedio de tres a cinco manzanas de tierra y que no pasan de diez manzanas. Otras no tiene más que un patio. Por eso maneja proyectos integrales, completos que poco a poco van enriqueciendo los conocimientos en la gente para desarrollar capacidades de gestionar y resolver sus problemas más sentidos en comunidad, con igualdad y justicia. Una cosa importante es el papel de los y las promotoras que son el motor para el cambio y la propia demostración del campesino en su patio y parcela.

 

Manejan un proyecto piloto, pionero, de ejemplo con grupos de mujeres de la ciudad de Matagalpa en cinco barrios con agricultura urbana.

 

Los siete puntos básicos

 

Archivo ODESAR

Sobre los requisitos para poder ser atendidos y beneficiados por estos proyectos, don Roger Soza hace una lista de siete puntos:

 

Uno: Estar organizada, porque juntos y unidos logran mayores éxitos, trabajar en grupos para hacer los cambios en cada patio o finca, en forma de mano vuelta. Esto fortalece los valores que se han perdido.

 

Dos: La familia debe de estar convencida de que quiere mejorar sus condiciones de vida y que la agricultura agroecológica es una alternativa real para garantizar la producción de sus propio alimentos sanos para el consumo.

 

 

Tres: Ser solidaria y estar dispuesta a intercambiar materiales y semillas producidas por la familia misma.

 

Cuatro: No quemar rastrojos ni despalar sino manejar el recurso con responsabilidad y respeto.

 

Cinco: Comprometerse a no usar venenos ni otras sustancias contaminantes. Elaborar sus propios abonos de forma permanente y aprender a manejar a los insectos.

 

Seis: Hacer obras de conservación de suelo y agua.

 

Siete: Saber aprovechar los recursos de su lugar como piedras, llantas, con creatividad.

 

El diseño Mandala

 

Sobre uno de los diseños para aprovechar esos los lugares en los patios y huertos, es la mandala, uno de los más atractivos. La palabra mandala significa: Círculo sagrado. Es un símbolo de sanación, de totalidad, de unión, de integración. Representa el cosmos, el universo y la eternidad, usado desde hace mucho tiempo por la cultura indígenas en Mesoamérica.

 

Hay variedad de mandalas pero básicamente, consta de un centro y está repartido en cuatro tantos simulando los puntos cardinales: la salida y puesta del Sol, el Norte y el Sur. Al dibujarlo, pintarlo, al construirlo o caminar por él,ayuda a viajar hacia nuestra esencia. Así Ilumina aquellas zonas oscuras y descubre las ocultas que nos dañan; para permitir brotar nuestra sabiduría.

 

Formas y sus significados

 

Los mandalas no son simples dibujos. Todos los elementos que en ellos se integran tienen un significado. Entre los más utilizados están:

 

Círculo: movimiento. Lo absoluto. El verdadero yo.

Corazón: sol. Amor. Felicidad. Alegría. Sentimiento de unión.

Cruz: unión del cielo y la tierra. Vida y muerte. Lo consciente y lo inconsciente.

Cuadrado: procesos de la naturaleza. Estabilidad. Equilibrio.

Estrella: símbolo de lo espiritual. Libertad. Elevación.

Espiral: vitalidad. Energías curativas. Búsqueda constante de la totalidad.

Hexágono: unión de los contrarios.

Laberinto: implica la búsqueda del propio centro.

Mariposa: autorenovación del alma. Transformación y muerte.

Pentágono: silueta del cuerpo humano. Tierra, agua, fuego.

Rectángulo: estabilidad. Rendimiento del intelecto. La vida terrenal.

Triángulo: agua, inconsciente (hacia abajo); vitalidad, transformación (hacia arriba); agresión hacia uno mismo (hacia el centro).

 

ODESAR a implementado hasta el 2010: 2862 diseños de permacultura, 539 caracoles, 352 mandalas,

Archivo ODESAR

586 círculos de piedra, 656 círculos, 179 cultivos en llantas y bambú, 73 en tapescos y 20 laberintos de estrellas, 12 pilas de botellas plásticas, 20 filtros construidos con llantas para aguas servidas y una infinidad de obras de conservación.

 

Un enlace con esta experiencia es Róger Soza S. Las oficinas de ODESAR están en la calle principal,

frente al SILAIS. Matagalpa.

Teléfono: 27723629. Celular: 86318199

Correos: rsozasancho@hotmail.com y direccion@odesar.org

 

 

 

Relacionados