SIMAS

El poder de la radio es también comunitario

¿Hay radios comunitarias en Nicaragua?, ¿Conoce la población las radios comunitarias?, ¿Sabemos cuál es el aporte de éstas a las comunidades?, ¿qué diferencia una radio comunitaria de una comercial?, ¿es necesario una ley para proteger las voces de las comunidades? estas son algunas de las interrogantes que más 12 radio emisoras y 10 organizaciones nacionales y regionales estuvieron debatiendo en el Foro-Taller organizado por la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), capítulo Nicaragua.

 

Guillermo Rothschuh Villanueva

El evento se realizó el 14 de julio en la Universidad Centroamericana y tuvo como propósito iniciar un proceso de debate y elaboración de propuesta que permita a la las radios comunitarias su inclusión en el régimen legal de las telecomunicaciones en el país, Ley 200, Ley de Telecomunicación y Servicios Postales, en la cual, no aparecen las radios comunitarias.

 

En el evento se abordó temas como la radio comunitaria y su antecedente en Nicaragua, por el experto en comunicación Guillermo Rothschuh Villanueva, una propuesta de inclusión de radios comunitarias a la iniciativa de Ley 200 por Juan Carlos Duarte, director de Radio Camoapa y la situación de las las radios comunitarias en el contexto centroamericano por Carlos Aparicio, Vicepresidente AMARC Latinoamérica.

 

La radio comunitaria en Nicaragua

Para Rothschuh, esta iniciativa es importante porque todavía hay posibilidad de que las radios comunitarias sean incluidas en la nueva ley a discutirse en la Asamblea Nacional (AN). “En Nicaragua existe en casi todos los departamentos radios en 250 watts de potencia, pequeñas emisoras que nacen con el boom de la radio exponencial de la FM durante la década de los años 90´s. Muchos auguraron que estas pequeñas radio-emisoras no podrían tener vida, sin embargo no se ha cerrado ninguna. ”.

 

Indicó que en el país se cuestiona a la radio solo por su aspecto mercantil, pero su otro aspecto se pasa por alto, la dimensión de la sensibilidad con otras maneras de entender y resolver los problemas de las comunidades.“Hay una tendencia de entenderla el tema de la radio como Negocio de Comunicación, porque no hay conciencia que el espectro de radioeléctrico es un bien público y es un reto para este grupo convencer a las y los nicaragüenses de que las radios comunitarias funcionan con otra lógica distinta a las otras 365 radios a nivel nacional”.

 

Visibilizar la radio comunitaria

Para Juan Carlos, en Nicaragua la normativa que regula el espectro radioeléctrico y telecomunicaciones es general y no hay una especificación de las radios comunitarias cuando estas son una realidad. “Esta generalidad en la normativa jurídica y este proceso de reforma a la Ley 200, es una oportunidad para poner marca y sello en la forma que nosotros debemos estar regulados. Hasta el momento, el aporte que dan las radios comunitarias en las comunidades ha sido in visibilizados y la mayor responsabilidad es nuestra”.

 

Expresó que las radios comunitarias deben trabajar para que se incluya un capítulo en esta iniciativa de ley, siempre y cuando se aborde sin temor y con poder, de manera organiza, con reconocimiento y persona jurídica en el país. “¿Cómo poder discutir con poder?, sencillamente, mostrando el aporte que le damos a la comunidad diariamente en términos de desarrollo humano, social, económico. El poder de la radio es también comunitario”.

 

Principios para legislar radios comunitarias

Por su parte, Carlos Aparicio expresó que esta reforma

a la ley de telecomunicaciones, es una oportunidad para las

Juan Carlos Duarte y Carlos Aparicio

radios comunitarias en Nicaragua para que exista una legislación favorable para la libertad de expresión. “En Latinoamérica se han producido intensos debates por nuevas normativas en materia de radiodifusión, insertos en un contexto de convergencia tecnológica y digitalización, y de una tendencia preocupante hacia la concentración de medios de comunicación.

 

Desde el Programa de Legislaciones y derecho a la comunicación de AMARC ALC, consideramos que la perspectiva de derechos humanos es central para formular y guiar las reformas y discusiones normativas. “Hace menos de un año, se trabajaron los 40 puntos para trabajar una legislación incluyente, principios para garantizar la diversidad y el pluralismo en la radiodifusión y los servicios de comunicación visual.

 

Estos puntos sería interesante puedan ser revisados a la luz de la propuesta que están trabajando”. Añadió que cada país debería plantear al menos los puntos mínimos para que se respete el tema de medios comunitarios. Ir a sitio web sobre Legislaciones de AMARC

 

Tras varios intercambio de experiencia y de ideas en mesas de trabajo, se puede concluir en algunos aspectos destacados:

 

Conclusiones principales:

1. Qué a nivel nacional se debe empezar a debatir el modelo de radio comunitaria que se requiere y qué características deben tener?, tomando en consideración que las radios comunitarias apuntan a promover la educación, la cultura, el desarrollo, la unidad entre los miembros de una comunidad y propiciar la defensa de la libertad de expresión.

2. Que al momento de definir el tipo de modelo de comunicación que requiere la radio comunitaria, a su vez definir la forma de participación de los distintos actores locales.

3. Iniciar un trabajo de caracterización de las radios comunitarias en Nicaragua y dejar establecida la diferencia entre un proyecto comercial y proyecto de carácter social.

4. Bregar contra la visión negativa que la radio comunitaria es una “radio pobre o pobre radio” y esa responsabilidad pasa por los que están al frente de la radio.

5. Trabajar como AMARC Nicaragua los próximos pasos y la estrategia de incidencia, construyendo alianzas con diversos sectores, que conlleve a que el Estado de Nicaragua, reconozca la labor de las radios comunitarias, a través de una norma jurídica que le otorgue beneficios.

 

Ver documento adjunto, memoria de evento

Ahí hay un potencial para la alianza y que debe promover una re-definición de los perfiles de estas emisoras, porque se han vuelto una copia de las radios comerciales, es decir, no agregan nada a sus comunidades.

Relacionados