SIMAS

Combaten la inseguridad alimentaria en cinco municipios de Jinotega

Una mejor alimentación para las familias de cinco municipios de Jinotega (Nicaragua) fue el objetivo fundamental del proyecto Iniciativas locales de bajo costo para la producción sostenible de aves criollas, recién finalizado y que dejó nuevos conocimientos para combatir la inseguridad alimentaria en esa zona del país.

El pago por un día de labores en el campo, en Jinotega, es de cien córdobas (3.70 dólares), un monto insuficiente para alimentar a un núcleo familiar que en promedio es de cinco personas. En la zona una de cada tres personas se encuentra en inseguridad alimentaria y el 80 por ciento de la población se encuentra en pobreza.

Ese era el caso de la familia de Vilma del Socorro Cruz, habitante de la comunidad El Golfo, municipio de El Cuá, una de las cuatro mil familias beneficiadas por el proyecto Iniciativas locales de bajo costo para la producción sostenible de aves criollas, ejecutado por el consorcio conformada por el Instituto de Investigación y Desarrollo Nitlapan Uca, La Cuculmeca, la Asociación de Voluntarios por el Desarrollo Comunitario (Avodec), coordinado por la Ong portuguesa Oikos (Cooperacao e Desenvolvimiento) y cofinanciado por la Unión Europea y Heifer Internacional, en calidad de colaborador.

Escuelas de campo

“Antes del proyecto yo siempre tenía gallinas, pero casi no comía huevos porque los tenía que comprar, porque ellas no me ponían huevos, se me morían, vivían en el patio, yo no tenía el conocimiento de cuido, ahora noto la diferencia”, expresó doña Vilma.

Junto a ella otros 999 beneficiarios directos participaron en Escuelas de Campo y recibieron asesoría técnica sobre vacunación, elaboración de concentrados, construcción de gallineros, larvarios, bebederos y educación financiera, lo que ha permitido en algunos casos obtener un incremento evidente en sus crianzas.

“He logrado que las gallinas de 15 huevos que ponen me den igual número de pollitos, ahorita le puedo decir que de seis gallinas que me dieron ahora tengo 67, siempre hay huevos en la casa ya sea para comer y si vendo eso lo uso para ellas mismas y para lo que me haga falta”, comentó doña Vilma.

“La clave para la consecución de las metas fue la acción conjunta de las organizaciones parte y colaboradoras esta es quizás una de las grandes experiencias que nos deja este proyecto, experiencia que esperamos continuar replicando en el futuro, para apoyar y llegar a más personas”, destacó Manuel Antonio Bermúdez, director ejecutivo de Nitlapan-UCA.

Mujeres de Jinotega se capacitaron para mejorar la crianza de gallinas y proveer alimento a sus familias. Foto cortesía

 

Relacionados