SIMAS

Para volver más productivas a las fincas

En el mes de marzo el equipo del Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible (SIMAS) visitó la zona alta (Matagalpa) que atiende para acompañar y facilitar temas de capacitación en la Escuela de Innovadores así como entregar materiales y equipos a la Empresa Rural Cooperativa La Hermandad.

Alfonso Calero, especialista en agroecología de SIMAS, explica que en la actividad se abordaron diversos temas entre los que se destacan innovaciones y prácticas agroecológicas implementadas por la promotoría; identificación de las condiciones agroecológicas de las fincas como información fundamental para tomar decisiones adecuadas; y la identificación de las prácticas de mayor importancia en las parcelas productivas.

La escuela de innovadores de la zona alta se realizó en la sala de capacitaciones de la Fundación Danilo González, del municipio de San Ramón, Matagalpa. “La actividad inició con el tema de identificación e importancia de las prácticas agroecológicas desarrolladas en la finca, destacando las principales que permiten mantener una producción sucecional en la parcela durante el año”, detalla Calero.

Experiencia acumulada

El promotor Juan Ramón Montoya, realizó una exposición de su experiencia acumulada en el tema de manejo de insectos y plagas. El productor presentó diferentes alternativas de insecticidas a base de plantas y frutos que por sus propiedades de repelente, olor, sabor, entre otras, los insectos se alejan del cultivo.

Los promotores aprendieron sobre la elaboración de bombas EMAS. Foto Alfonso Calero/Simas
Promotores aprenden sobre la elaboración de bombas EMAS. Foto Roberto Vallecillo/Simas

El promotor desarrolló una dinámica donde cada uno de los participantes realizó una gira imaginaria alrededor de su finca, con el propósito de identificar y clasificar las plantas existentes. “La agrupación se hizo por el olor, sabor, color, si es alérgica, de pegamento (o adhesiva), así como otras propiedades que se pudieron identificar al momento de hacer el inventario. Muchas veces no sabemos qué especies tenemos en la finca, menos los usos que podemos darle a las mismas”, comenta don Juan Ramón.

El ejercicio permitió que cada uno de los promotores y promotoras se incentivara para realizar un muestro de especies en sus fincas. Luego de la exposición, se procedió a realizar una reflexión sobre la importancia de las condiciones agroecológicas de la finca, destacando la pluviosidad, altura, temperatura; textura, acidez, pedregosidad del suelo, entre otras.

“Es hora de tomar decisiones, esto referido a la implementación de prácticas agroecológicas en la finca, con el fin de garantizar resiliencia de la familia ante los fenómenos naturales (como las sequías o los huracanes) productos del cambio climático, a este tema los promotores prestaron especial atención y cada uno de los innovadores seleccionados para ser incentivados, compartieron sus experiencias en las fincas”, comenta Calero.

Entrega de equipos

Los promotores aprendieron sobre la elaboración de bombas EMAS. Foto Alfonso Calero/Simas
Foto Roberto Vallecillo/Simas

Los promotores manifestaron interés en las bombas EMAS por lo que se organizó un ejercicio sobre su elaboración. Como tres de los promotores participantes tienen la capacidad de la construcción de dichas bombas se formaron tres grupos de trabajo para realizar una por grupo. De las tres bombas se sorteó una quedando como beneficiaria una promotora con discapacidad visual.

Además, se entregó materiales y equipos agrícolas a la cooperativa La Hermandad como empresa rural incentivada por el proyecto de innovación, en el tema incorporación de pulpa de café en la alimentación de las lombrices, así como la construcción de una sección para la elaboración de productos agroecológicos para el manejo de insectos plagas y enriquecimiento del suelo.

 

Foto Alfonso Calero/SIMAS
Foto Roberto Vallecillo/Foto Simas

Al final de la actividad, que duró dos días, los promotores compartieron experiencias de asocio de cultivos, incorporación de abono orgánicos, manejo y abono con lombricultura, establecimiento de asocios de frutales con especies hortícolas, elaboración de guacas mejoradas, elaboración, manejo y cosecha de hortalizas en mandalas, entre otras que garantizan la producción de cultivos permanente en la finca.

 

Relacionados