SIMAS

Cada vez más se deterioran los derechos humanos en Nicaragua

La defensa y promoción de los derechos humanos es una labor social que en Nicaragua cuenta con un gran referente: el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que este año celebra 25 años de incidencia en el país.

Como parte de las actividades de aniversario el Cenidh realizó el foro Riesgos y Desafíos de los Defensores y Defensoras de Derechos Humanos en la Actualidad, en el que participaron más de 800 personas entre promotores y promotoras de la red Padre César Jerez, representantes de organizaciones civiles, cuerpo diplomático, organizaciones internacionales, así como invitados de toda Centroamérica y diversas partes del mundo.

Foto cortesía Cenidh

La doctora Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, en su intervención realizó un vistazo de los 25 años de labor por la defensa y promoción de los derechos humanos y denunció además el bloqueo que realizó el gobierno de Nicaragua al impedir la entrada al país a Luis Carlos Buob y Martha González, abogados del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) quienes participarían en el aniversario de la organización.

Núñez lamentó el deterioro significativo que vive el país en materia de Derechos Humanos bajo “un gobierno autocrático, centralizador, que usa mecanismos de corrupción y anulación de funciones de los poderes del Estado para gobernar”.

Siguen violaciones a DD. HH.

Según la presidenta del Cenidh los gobiernos entre 1990- 2007 se caracterizaron por la violación de los derechos económicos de los nicaragüenses como consecuencia de la imposición de políticas económicas y sociales surgidas a partir de las directrices de los organismos financieros multilaterales.

“Hay una represión institucionalizada, una violación sistemática a los derechos civiles y políticos. Aquí no tenemos elecciones libres, aquí no tenemos la posibilidad de que la gente exprese su voluntad en las urnas porque definitivamente eso no cuenta”, enfatizó la doctora Núñez.

Entre los derechos humanos que se lesionan en el país Núñez señaló que “se están impulsando violaciones al derecho a la vida, a la integridad física, al derecho a la libertad de movilización, limitaciones tremendas en la libertad de expresión. Definitivamente si aquí alguien me dice que en Nicaragua no hay tortura, como dijo recientemente una funcionaria, se está convirtiendo en cómplice de una situación que se está arraigando en este país, así como las ejecuciones sumarias que en otros tiempos eran vistas y que ocurrió (recientemente) en Pantasma”, completó.

A pesar del panorama desalentador que para muchos promotores y promotoras de derechos humanos es oscuro en el país, la doctora Núñez señaló que la organización que representa seguirá luchando en la defensa de la ciudadanía, pero es un trabajo en la que todos y todas deben realizar para realmente vivir en un país democrático y en libertad.

Relacionados