SIMAS

Análisis de los efectos de la Roya en Nicaragua

Nicaragua se prepara para dar un salto cualitativo en la Caficultura Nacional con la Ley No 853 que regirá la transformación y desarrollo de la caficultura con sus reformas incorporadas a un Plan Integral que vincula todo el quehacer del sector desde la finca hasta el consumidor del café.

“El tema es ampliamente abordado en la publicación El Guacal donde se entrevistó a Luis Alberto Osorio García, Doctor Honoris Causa en Agronomía otorgado por la Universidad Nacional Agraria (UNA). Ha sido un digno emisario de Nicaragua en más de 60 conferencias Internacionales, 35 simposium científicos, 25 reuniones internacionales y 65 seminarios en ganadería, investigación, extensión, cultivos anuales y frutales en América Latina y Europa”, explica Roberto Vallecillo, especialista en comunicación del Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible (SIMAS).

Manejo integral

La roya afecta a la caficultura del país. F: RV/Simas

“Después de 36 años de convivencia con la roya puedo asegurar que los tres componentes a intervenir en un manejo integral y preventivo en la caficultura son el agua, el suelo y las plantas; pero se sigue considerando a la roya como el chivo expiatorio y como principal eje de financiamiento, y le restan importancia”, asegura el doctor Luis Osorio García, quien se destaca también en el seno de la Junta Directiva del CATIE, discutiendo prioridades a atender con los países miembros, particularmente en Nicaragua.

En El Guacal: “Un salto cualitativo en la caficultura frente a la roya”, Osorio brinda un profundo conocimiento sobre los sistemas productivos en café, sus aportes relevantes son generadores de insumos para la investigación, opciones tecnológicas y organizativas para la Nicaragua rural.

La publicación, que estará disponible al público a finales de julio 2015, es una reflexión del doctor Osorio en donde comenta sobre el quehacer en la caficultura en Nicaragua y la región Centroamericana.

“Ya se ha logrado definir y sintetizar las líneas estratégicas de adaptación al cambio climático; urge dedicarse a validar su aplicación y hacerles ajustes formales, hay metodologías de trabajo y filosofía de la acción como el lema “Adaptemos hoy para garantizarnos el mañana”, puntualiza el experto en caficultura.

El doctor Osorio agrega que “la crisis de la roya trae consigo la oportunidad de renovar la Caficultura Nacional. El sector Gobierno al acercarse al privado, ambos han logrado consensuar un Plan Nacional de Transformación de la Caficultura implementando un programa integral y sostenible con acceso a toda la familia caficultura desde una tarea a cinco manzanas, de 5 a 20 y de 20 a más de 50, que hablamos ya de grandes productores”.

 

Relacionados