SIMAS

Buscan proteger la soberanía alimentaria de las familias nicaragüenses

En el Foro por la Agroecología y Soberanía Alimentaria, No a los Transgénicos, realizado el pasado 7 de agosto 2015 unos 300 representantes de organizaciones que forman la Alianza Semillas de Identidad (Nicaragua) emitieron un pronunciamiento donde rechazan el uso de transgénicos en el país.

Productores, agricultoras y ambientalistas piden al gobierno nicaragüense se “promueva la protección, fomento y libre intercambio de Semillas Criollas y Acriolladas obtenidas a través del mejoramiento campesino, en la nueva iniciativa de Ley Reguladora de la Producción, Comercialización, Investigación, Importación y Exportación de Semillas actualmente en manos de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la honorable Asamblea Nacional”.

Harold Calvo Reyes, coordinador de la Alianza Semillas de Identidad, explica que el movimiento lleva años trabajando en favor de la agroecología y lucha contra la aprobación de leyes que den paso al uso de semillas transgénicas. “En este sentido nos organizamos con productores agroecológicos quienes han recolectado unas cinco mil firmas, han trabajado en el cabildeo con diputados de la Asamblea Nacional, y entregado el pronunciamiento a la Presidencia de la República además de introducir amparos ante los tribunales”, detalló Calvo en el foro.

A continuación les dejamos el pronunciamiento que fue entregado en el foro:

Las familias productoras campesinas organizadas en gremios campesinos,cooperativas, asociaciones, redes y movimientos nacionales de Nicaragua, nos manifestamos a favor de proteger nuestra Biodiversidad, las Semillas Criollas y el saber campesino e indígena y de fomentar la Agroecología porque representan la garantía de nuestra Soberanía y Seguridad Alimentaria y nutricional y la preservación de nuestros medios de vida.

Nos oponemos:

a) al modelo de producción convencional basado en el uso de agroquímicos que de manera constante pone en riesgo nuestra biodiversidad y medio ambiente;

b) a la introducción de cultivos transgénicos por sus efectos dañinos a la salud, al ambiente, a la economía y cultura campesina;

c) a la UPOV 91 (Unión Internacional para la “Protección” de las Obtenciones Vegetales) que abre las puertas a las grandes empresas para la privatización de nuestros recursos genéticos y naturales, convirtiéndose en los dueños de la agricultura y la alimentación a escala mundial.

Los abajo firmantes, solicitamos al Presidente de la República de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra:

1.Que promueva la protección, fomento y libre intercambio de Semillas Criollas y Acriolladas obtenidas a través del mejoramiento campesino, en la nueva iniciativa de Ley Reguladora de la Producción, Comercialización, Investigación, Importación y Exportación de Semillas, actualmente en manos de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la honorable Asamblea Nacional.

2. Reforzar los mecanismos de prevención y precaución para no permitir la introducción de organismos genéticamente modificados (Transgénicos) a Nicaragua, con el fin de no perjudicar la salud humana, el medio ambiente, la economía y cultura campesina.ca

3. Que se implemente la Ley 765: Fomento a la Producción Agroecológica u Orgánica, y que se fortalezcan las capacidades institucionales para que el agro nicaragüense transite de una producción de alimentos basada en agroquímicos, a una agricultura para la producción de alimentos sanos y nutritivos.

4. Que se implemente y reglamente la Ley 807, Ley de Conservación y Utilización Sostenible de la Diversidad Biológica de Nicaragua, aprobada en octubre del 2012 por el Gobierno de Nicaragua.

5. Que se implemente la Ley 693: Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional, específicamente la conformación y funcionamiento efectivo de las COMUSSAN y CODESSAN. 6. Priorizar acciones y estrategias inmediatas para la mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático, impulsando la Agroecología, conservación de fuentes y cosecha de agua, uso de energía renovable, y la promoción del saber ancestral comunitario campesino e indígena.

Agradecemos al Presidente de la República de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, por acoger nuestras demandas dirigidas a garantizar una vida digna, una alimentación sana y un ambiente saludable para el BIEN COMÚN Y EL BUEN VIVIR.

Relacionados