SIMAS

Nicaragua sin informe ante la COP21

El secretario privado y delegado de Nicaragua en la COP 21, Paul Oquist, planteó la posición del país y abogó por “justicia climática” ante el calentamiento global, pero se abstuvo a presentar el Aporte de Determinación Nacional (INDCs, por sus siglas en inglés). El plan básicamente contempla el compromiso de cada nación para contrarrestar los efectos del Cambio Climático.

La posición de “justicia climática” por la que aboga el secretario de la presidencia, recoge básicamente los planteamientos de organizaciones ambientales y sociedad civil la cual establece mayores responsabilidades a los países que históricamente han contaminado el ambiente, e incluye una propuesta para que las naciones en desarrollo sean indemnizadas por los efectos negativos del cambio climático. Además de abstenerse a criterios científicos y evitar un incremento de la temperatura superior a los 1.5 grados centígrados.

El planteamiento ha recibido el apoyo de Bolivia, Venezuela, Argentina, El Salvador y la India, dijo Oquist vía telefónica desde París a un canal oficial de televisión

El funcionario también explicó a medios internacionales que Nicaragua no se comprometerá a presentar un Aporte de Determinación Nacional (INDCs), este es un informe donde cada país detalla una serie de medidas que adoptarían para limitar el calentamiento global en menos de dos grados centígrados.

El texto es la línea de base que detalla los compromisos internacionales que cada nación debería asumir. Este nuevo documento sobre cambio climático reemplazará al Protocolo de Kioto y entrará en vigencia a partir de 2020.

Oquist afirmó que las grandes potencias son los que deberían asumir la responsabilidad histórica por ser los principales causantes del cambio climático, además deberían comprometerse y proporcionar financiamiento a las naciones en vía de desarrollo, para combatirlo.

En esta cumbre los representantes de cada país primero brindan sus declaraciones y después presentan las propuestas por escritas a través del (INDCs) las que serán discutidas por una comisión especial integradas delegados de todos los países.

Sin embargo en el encuentro Paul Oquist no se comprometió en presentar un Aporte de Determinación Nacional (INDCs) porque eso permitiría a los grandes emisores de gases contaminantes “zafarse de sus responsabilidades”.

Oquist enfatizó que los 10 países con mayores emisiones de gases de efecto invernadero representan el 72% a nivel mundial y los 100 más pequeños, apenas el 3%. “No hay voluntad para hacer ningún tipo de sacrificios en la esfera política y por eso es que tenemos este nivel pobre de ambición”.

Argumentó: “No vamos a presentar el informe porque la responsabilidad voluntaria es un camino al fracaso, no nos convertiremos en cómplices de llevar al mundo a tres o cuatro grados (de aumento de temperatura), eso representaría muerte y destrucción.

El ambientalistas y responsable de proyectos del centro Humboldt Abdel García dijo que los planteamientos de Oquist son acertados, eso es lo que se ha discutido en los distintos espacios de reflexión, pero si no se plantean por escritos no sirve de nada, “lastimosamente no vivimos de discurso, sino está en el texto de negociación no existen”.

Esperanza y propuestas

Mientras el secretario privado de la presidencia de Nicaragua argumenta por qué no presentará el Aporte de Determinación Nacional (INDCs, por sus siglas en inglés) el presidente de Francia François Hollande, Dijo: la conferencia sobre el clima es "una inmensa esperanza que no tenemos derecho a defraudar", porque está en juego "el futuro del planeta y de la vida".

El presidente Barak Obama dijo: “He venido aquí personalmente para decir que Estados Unidos no solo reconoce su papel en la creación de este problema, sino que asume su responsabilidad de hacer algo” y agregó: "Tenemos el poder de cambiar el futuro aquí y ahora, pero solo si nos ponemos a la altura del acontecimiento"

El presidente Ruso Vladimir dijo en la conferencia que hace falta un "acuerdo global, eficaz, equilibrado" y "jurídicamente vinculante que permita a las economías desarrollarse" y que limite "dos grados" el recalentamiento global.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quién arriba a la cumbre después de perder un juicio contra la petrolera Oxi después que la demandara por daños ambientales ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), propuso en la conferencia del clima de París (COP21) crear una "corte internacional de justicia ambiental", para sancionar los "atentados" contra la naturaleza.

Esa corte debería "sancionar atentados contra los derechos de la naturaleza", pues "nada justifica que tengamos tribunales para proteger inversiones, pero no para proteger a la naturaleza", afirmó el mandatario en su discurso en la sesión inaugural de la conferencia, en la que participan 150 jefes de Estado y de gobierno.

Relacionados