SIMAS

Menos lluvias incidirán en baja producción de alimentos para zona seca de Nicaragua

En el último informe de la Red de Sistemas de Alerta Temprana contra la Hambruna (Fews Net, por su sigla en inglés) se señala que “debido al actual evento El Niño, se prevé que los acumulados de lluvia en la cuenca Atlántica de Nicaragua y Honduras serán por debajo de lo normal durante el primer trimestre de 2016, lo cual podría tener un impacto adverso en la producción de frijol rojo de la temporada de Apante/Postrera Tardía”.

El informe publicado a finales del mes de diciembre 2015 establece un pronóstico del clima para la región Centroamericana en el primer trimestre del 2016 (de enero a marzo) en donde “se estima que la mayoría de los hogares pobres de agricultores de subsistencia y jornaleros del Corredor Seco, en el suroccidente de Honduras, oriente de El Salvador, y noroccidente de Nicaragua estarán en Estrés (Fase 2, CIF) de diciembre a febrero, con una mejora estacional en su acceso a alimentos debido a las cosechas de Postrera, las oportunidades de empleo por recuperación de la caficultura, la estabilización de precios de los granos, y por los programas de asistencia alimentaria en curso”.

El informe analiza que “por las pérdidas de hasta el 100 por ciento de la cosecha de maíz (Primera) entre agricultores de subsistencia en el Corredor Seco, el deterioro de los medios de vida ante las pérdidas consecutivas durante los últimos años, como también por los efectos que se pronostican de una temporada más seca y calurosa durante el primer trimestre del 2016, se estima que los hogares más pobres de estas zonas entrarán nuevamente en Crisis (Fase 3, CIF) a partir de marzo 2016”.

Perspectiva regional

Los agricultores de subsistencia ubicados en el Corredor Seco Centroamericano fueron severamente afectados en las siembras de la primera temporada, quienes en su mayoría cultivan de maíz, el cual consumen durante varios meses del año.

Según el informe “durante los primeros ocho meses del 2016, no contarán con las existencias que les permita satisfacer las necesidades alimentarias a nivel de hogar hasta la próxima cosecha (agosto 2016), dependiendo de sus ingresos por venta de activos, mano de obra, o cosechas de Postrera y/o Apante”.

Las irregularidades en las lluvias (tanto déficit como exceso) durante la época lluviosa de 2015 afectaron otras actividades agropecuarias (maní, caña, banano, cítricos, ganado bovino, hidrobiológicos), incidiendo en la generación de empleo en la región. Paralelamente, se observa la recuperación de la caficultura, diferenciada por país, lo que contribuirá a la recuperación de fuentes de empleo.

Contrario a las predicciones meteorológicas, la buena distribución de las lluvias a partir de la segunda quincena de septiembre favoreció el desarrollo de las siembras de Postrera, que en su mayoría es de frijol en la región. A raíz de las pérdidas de Primera, en los países se impulsaron programas de asistencia alimentaria con lo cual se ha podido paliar la crisis en forma temporal.

En función del escenario planteado, los hogares de pequeños agricultores de granos básicos y de café ubicados principalmente en el corredor seco, como también los que viven del jornal agrícola en: el sur y occidente de Honduras; los del oriente y de las cordilleras cafetaleras de El Salvador, y los agricultores del nor-occidente de Nicaragua, se estiman que estarían en Estrés (Fase 2, CIF) durante diciembre 2015 y enero 2016.

El informe además de las precipitaciones análisis el amortiguamiento a la inseguridad alimentaria derivado de las cosechas de Postrera, oportunidades de empleo en corte de café, estabilización de los precios de los granos básicos, y los programas de asistencia alimentaria. “Sin embargo, debido al deterioro de sus medios de vida por las afectaciones recurrentes con pérdidas de cosecha durante los últimos años, estas poblaciones podrían caer en situación de Crisis (Fase 3 CIF) a partir de marzo, derivado a la falta de sus reservas alimentarias y agotamiento de los recursos económicas devengados en la cosecha de café, como también por los efectos que pueden desencadenar de un periodo más seco y caluroso de lo normal”.

Relacionados