SIMAS

Estudiantes de Nagarote reforestan su escuela con Llamaradas del bosque

Alumnos de primaria del Centro Educativo Ricardo Morales Avilés (Cerma), en Nagarote, esperan ver florecer en menos de dos años las Llamaradas del Bosque que plantaron en su escuela como parte de las acciones de reforestación de la Brigada Ambiental Estudiantil.

Unos 30 niños y niñas entre 10 y 12 años que estudian quinto y sexto grado plantaron 50 arbolitos en diversas áreas del centro que se ha visto afectado por grandes polvaredas. “Me gusta plantar árboles porque así cuidó a la madre tierra, me hace sentir feliz”, comenta Odalys Solís de quinto grado mientras termina de llenar el hoyo donde plantó junto a otras compañeras de clases su árbol, el que asegura cuidará hasta que esté grande.

“Los árboles nos dan oxígeno, nos dan sombras es importante plantarlos, yo había plantado antes cuando estaba en cuarto grado con mi mamá aquí en la escuela, fue muy bonito para mí y desde entonces me gusta ser parte de la brigada”, comparte Yubelka Tatiana Mejía Cárdenas, estudiante de sexto grado en el Cerma.

Comprometidos

Dicsa de Jesús Galo Ocampo, subdirectora del Cerma explica que la actividad fue coordinada con la Alcaldía de Nagarote y el Instituto Nacional de Forestación (Inafor), “es parte de nuestro compromiso con el medioambiente, todos estos estudiantes son voluntarios y forman parte de la Brigada ambiental del centro”, señala la docente.

En el Cerma estudian 876 estudiantes primaria en los turnos matutinos y vespertinos, además de brindar atención en la modalidad de educación especial a niños con discapacidad.

Martha Lorena Toruño, delegada del Instituto Nacional Forestal, en Nagarote, explica que la actividad tuvo como propósito enseñarle a los niños del Cerma la importancia de reforestar y a la vez mejorar las condiciones ambientales del centro. “Aplicamos no solo la teoría sensibilizamos con la acción, aprenden cómo se debe plantar y como gobierno estamos pendientes de impulsar y promover las jornadas de reforestación y por supuesto no podemos dejar a la familia como tal y parte de la familia es la es la niñez y la juventud”, puntualiza Toruño.

La funcionaria señala también que las plantas fueron donadas por Holcim Nicaragua, “es parte de la nuestra precelebración del Día Internacional del Ambiente este 5 de junio, la idea era poder compartir con la comunidad y sobre todo con los niños y las niñas la experiencia de que ellos puedan cuidar un árbol”, comenta Diana Lacayo, encargada de Ambiente y Sistema de Gestión Integrado en Holcim Nicaragua.

“Es muy importante el cuidado de nuestro medioambiente, de nuestra madre tierra con el apoyo y en alianza con las empresas privadas, con la comunidad. La tierra es como nuestra madre y estamos obligados a protegerla y cuidarla, asimismo como restaurarla, entonces este tipo de actividades nos gustaría reproducirla en todos los colegios, a todos los niños y niñas. Ustedes mismos pueden compartirselas a sus compañeros que no pudieron estar aquí. Recuerden que debemos no solamente ir a plantar el árbol, sino cuidarlo hasta que crezca grande”, exhortó a los estudiantes Erlin Narváez López, responsable de la oficina unidad ambiental de la Alcaldía de Nagarote.

En el caso de Nagarote existe todo un plan de reforestación según la delegada del Inafor, “esta (reforestación) es una de las iniciativas, tenemos otros planes con los dueños de fincas, Nagarote es un municipio con mucha actividad ganadera, muchas fincas están fortaleciéndose impulsando sistemas agroforestales y silvopastoriles estamos orientando no solo a través de impulsar estas actividades, sino otras como cercas vivas, árboles dispersos en potreros y fomentando la reforestación de especies que son resistentes a las zonas secas que corresponden al municipio y que fortalecen la alimentación del ganado, como utilización de especies forrajeras”

Relacionados