SIMAS

Aprenden cómo hacer compost de Takakura

Agricultores y productoras de la comunidad de Piedra Colorada de San Ramón (Matagalpa), recibieron un taller teórico-práctico sobre cómo elaborar el Compost de Takakura (abono orgánico).

La actividad fue encabezada por el voluntario japonés Sr. Sho IIDA y su contraparte Orlando Alegría, de la Fundación Denis Ernesto González López (FUDEGL). El voluntario, a pesar de tener poco tiempo en el país, está motivando a los comunitarios y al personal de la organización a implementar nuevas técnicas de producción limpia, alineadas a su quehacer institucional.

FUDEGL promueve activamente la agroecología en diversas comunidades de San Ramón y particularmente, ha identificado un grupo de mujeres para que estas, como cabezas de hogar, conozcan, apliquen y se apropien de nuevas técnicas a fin de garantizar la seguridad alimentaria y nutricional en sus localidades.

Orgánico

El compost de Takakura es una técnica que consiste en utilizar la basura de la cocina para transformarla en abono orgánico.

Luego de cultivadas las bacterias de fermentación que se consiguen en cada lugar en donde se pretende elaborar este abono; como por ejemplo cáscaras de fruta, comida fermentada, salvado de arroz, estiércol de ganado menor o mayor, etc.; se mezclan con la basura orgánica y se fermentan naturalmente, luego, al descomponerse se obtiene el abono.

La ventaja de este compost es que permite revolver los ingredientes y adecuar la ventilación y niveles de agua sin utilizar una técnica en particular; además es muy económico y los insumos son fáciles de conseguir.

La basura es un problema serio y en muchas comunidades de Nicaragua se acumula sin sacarle el provecho que puede mejorar los cultivos.

Con la capacitación se pretendía concientizar a la población sobre la producción de basura y la utilización de esta en beneficios de sus comunidades.

Mujeres de San Ramón en Matagalpa reciben capacitación sobre cómo elaborar el abono orgánico llamdo Takakura. Foto cortesía Jica

 

Relacionados