SIMAS

La gobernanza del agua rural en Nicaragua

“De la gestión de recursos al activismo social: Los Caps y la gobernanza del agua rural en Nicaragua” es la reciente investigación doctoral realizada por Sarah T. Romano, investigadora a cargo del estudio que contó con el financiamiento de Fulbright, bajo el Programa de Investigación de Pacific Rim de la Universidad de California, y del Departamento de Política de la Universidad de California, Santa Cruz así como por la Universidad del Norte de Colorado (University of Northern Colorado) en Greeley, Colorado.

La investigación la inició Romano en el 2009 y la concluyó este año 2016 por lo que tuvo la oportunidad de visitar diferentes regiones del país y conocer a las comunidades que manejan Comités de Agua Potable y Saneamiento (Caps).

Podría interesarle: Ley de Caps versión educativa

Trabajo en redes

En la investigación la autora destaca a los Caps como un actor colectivo en Nicaragua, “han comenzado a ser más visibles más allá de las comunidades en las cuales trabajan. Este proceso de hacerse más visibles se debe a la organización trans-comunitaria a través de redes que comenzó a mediados del 2000”, detalla Romano en la publicación.

Un hallazgo relevante es que expone a los Caps como redes cuyo principal vehículo de la acción política han adoptado un doble objetivo: “demandar reconocimiento y un mayor papel del Estado en la provisión rural del agua, y proteger y promover su autonomía y sistemas locales de agua”.

“La investigación para este proyecto reveló que las redes de los Caps fueron capaces de construir redes de base amplia y pluralistas a la vez que mantenían una autonomía relativa del Estado y de partidos políticos durante sus primeros años. El desarrollo y el mantenimiento del pluralismo y la autonomía fueron apoyados por tres factores. Estos incluyen el 'empoderamiento orgánico' de los Caps como administradores de recursos, su relación con aliados externos y sus discursos proyectados públicamente de gobernanza de agua”, explica Romano en su tesis doctoral.

La investigadora concluye en su investigación que “en términos de políticas, la organización de los Caps ha contribuido al desarrollo de un marco legal y político más completo y potencialmente efectivo para la gobernanza de los recursos hídricos de Nicaragua. El reconocimiento formal de los Caps y su trabajo por medio de la Ley 722 no es una panacea para los problemas de acceso del agua rural y su administración. Sin embargo, puede verse como un reconocimiento formal de los regímenes de administración del agua – y el acceso que proveen – que ha existido durante décadas”.

Romano recomienda que esta investigación debe abordarse con mayor profundidad en un tema que afecta a miles de personas y que puede ser la clave para una mejor administración de agua y del cumplimiento de que todas las comunidades tienen derecho al vital líquido.

“Se necesita una investigación comparativa y sistemática más extensa para examinar el desarrollo de las redes de Caps a nivel nacional y sub-nacional. Documentar y evaluar cómo las redes de Caps continúan surgiendo y evolucionando en diferentes regiones podría proveer perspectiva acerca de su longevidad, así como sus diferentes grados de inclusión social y política, estabilidad financiera, cohesión organizativa y su éxito en lograr las metas establecidas”, explica Romano en su investigación.

Vea el resumen en español de la investigación

Relacionados