SIMAS

Banco de semillas criollas un éxito en Matagalpa

Les traemos la experiencia recogida en un video producido por Frank García y el Centro de Comunicación y Estudios Sociales (Cesos) sobre un Banco de Semillas Criollas o Nativas de productores y agricultoras de Matagalpa.

"De pequeñas semillas germinan mágicamente seres vivos que gracias a la mezcla de la tierra, agua, aire, calor y luz solar se vuelven en corto tiempo alimentos para la existencia de los nicaragüenses. Siempre acompañan a esta maravillosa transformación y lo hacen desde niños: primero depositando dos o tres semillas de frijol o maíz en una abertura llamada “golpe”, realizada en la tierra por un espeque y luego cuidando la planta durante su ciclo de desarrollo que puede ser entre dos o tres meses, en el caso de frijoles, y hasta cinco, en el maíz; consumando religiosamente un ciclo que se remonta a centenares de generaciones en el pasado y seguramente enlazarán otras tantas en el futuro para garantizar la alimentación de las familias, las creencias culturales y preservar las semillas criollas", explica García en la introducción de la producción compartida en la red social de Youtube.

Según el productor audiovisual muchos productores gozan de una amplia experiencia en labores agrícolas mientras que otros lo hacen de forma recientemente. "Todos están vinculados desde marzo de 2013 al Proyecto de Apoyo a la Producción de Semillas de Granos Básicos para la Seguridad Alimentaria en Nicaragua (Papssan), financiado por la Unión Europea y coejecutado por el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (Inta) y la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (Unag) a través de Agro Acción Alemana. Hasta hoy, en la producción de semillas se involucran centenares de productores atendidos por el Programa de Campesino a Campesino (PCaC) de la Unag en San Ramón, Darío y San Dionisio, municipios de Matagalpa", detalla García.

Esta iniciativa de desarrollo se orienta en pulir los conocimientos de los productores de 29 bancos comunitarios y 90 bancos familiares de semillas criollas que benefician a más de un mil 200 habitantes en los territorios mencionados. "Otros aspectos importantes de resaltar son los relacionados al manejo del cultivo enfocado en el bajo uso de agroquímicos y al establecimiento de obras de conservación de suelos en las parcelas de producción de semilla como barreras vivas, barreras muertas, curvas a nivel o acequias; tareas muy comunes entre los productores del PCaC", finaliza el productor audiovisual.

Relacionados