SIMAS

Árboles forestales en flota de cosechas

Muchas de las especies forestales entran en cosecha en la época seca y otras producen semillas en un tiempo variable, dependiendo de la pluviometría, altitud, temperatura, cantidad de luz recibida, que son muy importante al momento de cosechar semillas. Aunque se da que, una misma especie puede variar su estado fenológico de una región a otra o en la misma zona al variar los patrones de altitud y pluviometría como ocurre en las Segovias, que presenta diferentes nichos de vida como el bosque seco, el soto bosque matorraloso y el bosque nebliselva. 

Otro elemento a tomar en cuenta al momento de recolección de las semillas es si son recalcitrantes, o sea, semillas que pierden viabilidad cuando se secan o almacenan a bajas temperaturas. Especies de bosques latifoliados de ambientes húmedos y bosques nublados, que presentan semillas con testa y embrión blandos o aceitosas son muy recalcitrantes porque no toleran la perdida de humedad necesaria para su almacenamiento por largo tiempo, pues después de cosechadas pierden su viabilidad en semanas o unos meses.

Semillas para reforestar áreas de recarga hídrica
Entre las características a tomar en cuenta están:

  • No botar las hojas o ser especies perennifolias.
  • Ser nativas de la zona.
  • Retener humedad en sus raíces.
  • Producir alimentos o ser de utilidad para las comunidades y para los animales silvestres, a otras plantas, insectos y todo organismo que vive en la zona de recarga.
rama
Comunidad Chihuahua, municipio de El Rama. Foto: Roberto Vallecillo.

 

Hacerse de un plan anual de recolección de semillas nativas
La recolección de semillas de árboles semilleros no es sencilla. Como los frutos son diversos porque unos son secos y otros carnosos y porque la época de cosecha no es al mismo tiempo, es necesario dominar algunas técnicas de cosecha y hacerse de un plan anual de recolección de semillas nativas para dar atención al desarrollo de las flores y de los frutos.

Unas frutas se recogen del suelo y otras es necesario cortar del árbol; el problema es que la mayoría de las especies forestales crecen muy altas. Unas permiten subirse a la copa, otras cortar la cosecha con una vara de extensión o usar una escalera de manila. Las frutas con semillas se recolectan cuando el árbol semillero está en plena producción, no al inicio o al final de la producción.

 

Bosque húmedo tropical de nebliselva en Matagalpa.

El manejo de las semillas forestales nativas

Los frutos carnosos como las bayas del jícaro y drupas como el níspero y el zapote se despulpan, enjuagan y secan a la sombra. Los frutos secos como las vainas de malinche y genízaro o cenicero, cápsulas como el cedro real y conos como el pino se secan al sol, se aporrean, se limpian al aire y se secan a la sombra. Las semillas forestales como cualquier otra semilla de frijoles, maíz y hortalizas deben almacenarse en lugares frescos, bajo sombra y curadas contra insectos.

Para cosechar los frutos se debe escalar el árbol, con los debidos equipos de seguridad como botas de seguridad, arnés, escalera expandible y lentes y para realizar el corte se utiliza una navaja curva.  Una vez cortados, los frutos se transportan en sacos macen; en algunos casos, cuando ha llovido, son llevados inmediatamente a las instalaciones de la planta o lugar de sacado para evitar su pudrición. Los frutos se ponen al sol para secarlos, ya sea sobre plástico negro o bien como en el caso del cedro real y otros de semillas pequeñas y aladas, se colocan sobre carretillas cubiertas con cedazo, para evitar que se las lleve el viento. 

El secado depende de la madurez de los frutos cosechados que dura entre tres y cinco días. El descascarado de frutos indehiscentes como brasilillo, genízaro, tamarindo, mamón y guapinol, se realiza a mano o golpeándolos con martillo cuando sus cubiertas son muy duras; con los dehiscentes, una vez que se secan y se abren, se seleccionan y se limpian las semillas, eliminando semillas picadas, partidas, hinchadas, vanas y sin color.

.

Cuadro usos árboleesUn inventario forestal realizado en la Microcuenca La Danta – Somotillo, Chinandega por el INTA, registraron 26 especies de las más destacadas en la construcción de viviendas para vigas, contrachapados, pisos... y de herramientas, 20 para leña, 9 para sistemas agroforestales y 5  para ornamentación.

De esta experiencia se recomienda para futuras valoraciones, llevar un seguimiento en el comportamiento, por ejemplo:

  • Las fijadoras de nitrógeno para mejorar las condiciones del suelo y la calidad del cultivo.  
  • Las de rápido crecimiento que evitan la competencia por espacio con los cultivos dentro de la parcela.
  • Las de capacidad de rebrote porque es una buena característica por producir biomasa para cobertura y exigen podas de follaje frecuentes.
  • Las forrajeras como una alternativa para mantener la alimentación del ganado en tiempos de escasez, aunque la zona no es netamente agrícola.
  • Las productoras de leña demandadas por su valor energético por la comunidad por no tener otro medio para la cocción de alimentos.
  • Las productoras de madera importantes para la elaboración de viviendas, muebles y equipos de trabajo.
  • Las de uso medicinal son determinantes en comunidades donde no existe un centro médico y ciertas especies suplen las necesidades de tratamientos de salud.

frutas o selva

 

Del inventario forestal se derivan una serie de árboles utilizados para la construcción, muebles y herramientas, ordenados de acuerdo a la base de datos y a los usos que les dan las familias campesinas. Contó con el apoyo del Consorcio Regional para el Manejo Integrado de la Fertilidad de Suelo (MIS), el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Universidad Nacional Agraria (UNA).

También le puede interesar: 

Relacionados