SIMAS

¿Cuál es el significado de ATCF y del "Invest 90L"?

El sistema automatizado de pronóstico de ciclones tropicales ("Automated Tropical Cyclone Forecast", ATCF por sus siglas en inglés) fue desarrollado en el 1988 por el Centro Combinado de Avisos de Tifones. Este sistema es un paquete de software utilizado para la construcción de gráficas de trayectorias de ciclones tropicales y asiste en la generación de pronósticos y advertencias. Para distinguir los ciclones tropicales que podrían ocurrir simultáneamente, cuando el ciclón se forma se les asigna un código alfanumérico distinto a cada uno según ocurra. Este sistema de códigos, ha sido adoptado por otros centros de pronósticos para facilitar el intercambio de información de las tormentas y evitar confusiones.

Para la nomenclatura de los códigos se asignan dos letras para identificar la región del océano en donde se encuentra el ciclón ("AL" para Atlántico, "EP" para Pacífico Nororiental, "CP" para Pacífico Norcentral y "WP" Pacífico Noroccidental, por sus siglas en inglés), luego se asignan dos dígitos para designar la secuencia que tiene el ciclón en esa región en ese año, y por último se añaden los cuatro dígitos del año. Entonces, la primera depresión tropical formada en el Atlántico para el 2001 sería: AL012001, y la tercera depresión tropical en el Pacífico Norcentral para 1999, CP031999.

Ojo del huracán
Cortesía de NOAA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cada ciclón mantiene su código ATCF mientras sea un vórtice tropical individual. Para pronósticos del ATCF, aunque se le asigne un nombre al convertirse en una tormenta tropical o en un huracán, todavía se continúa el uso del código ATCF asignado.

90L
Caption

"Invest 90L"

Muchas veces, los especialistas en huracanes investigan los disturbios tropicales mucho antes de que se conviertan en depresiones tropicales y antes de que les asignan el código de ATCF. Estos especialistas les asignan un número extraído de la serie 90-99 para alertar a los centros de pronóstico sobre la existencia de estos disturbios y que deben ser vigilados en la construcción de los pronósticos.

Por ejemplo, al primer disturbio del año se le asignará el número 90, la siguiente 91, hasta llegar a 99. Luego, se reinicia nuevamente la secuencia con el número 90. El propósito de estos números es distinguir el disturbio que está bajo estudio, puesto que ocurren usualmente más de uno simultáneamente.

Para clarificar aún más, en el código se añaden dos letras para identificar la región en donde se encuentra el disturbio. Similares a los códigos ATCF, se usa "AL" para la región del Atlántico (que incluye el Mar Caribe y el Golfo de México), "EP" para el Pacífico Nororiental, "CP" para el Pacífico Norcentral, y "WP" para el Pacífico Noroccidental.

Con frecuencia estos códigos se usan de una forma más abreviada (por ejemplo, 90L, 91L, etc), y son nombrados como "Invest 90L". Sin embargo, una vez que el disturbio se convierte en una tormenta tropical, entonces se descarta este código y se sustituye por el código de ATCF. Este 24 de mayo, sale el pronóstico oficial más importante para la temporada de huracanes del Atlántico 2018. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (con siglas en inglés NOAA) estará en conferencia hablando sobre lo que se espera para la nueva temporada de huracanes que comienza a finales de mayo. También informará sobre nuevos productos y mejoras en modelos que se utilizarán en la temporada.

pag NOAA

 

Relacionados