SIMAS

Los abonos biofermentados: La fase líquida

“Para esta fase se necesitan 20 libras de producto de la fase sólida elaborada a partir del cultivo de los micro organismos de montaña y un barril de 220 litros para elaborar el biofermento líquido...” aclara Israel Audocio Rodríguez, animador de técnicas y prácticas que promueven las Comunidades de Vida Cristiana conocidas como CVX de El Salvador.

 

 

El proceso dura 40 días.

 

Los ingredientes para este biofermento son:

  • 190 litros de agua sin cloro
  • 2 litros de melaza
  • 5 litros de suero de leche
  • 5 libras de harina o polvo de roca

1. Mezclar todos los ingredientes.

2. Las 20 libras se empacan muy bien en un trozo de cedazo muy fino y también se colocan dentro del barril de plástico.

3. A la tapadera se le hace una perforación para colocarle una manguerita de media pulgada de grueso y de un metro de largo. El otro extremo se mete en una botella con tres cuartos de agua y se sella la tapadera. Así el gas producto de la fermentación sale por ahí y no le entra aire para evitar que tire la tapadera.

4. Se deja en este proceso de fermentado por 40 días.

5. Pasado este tiempo se destapa para ver si sigue produciendo burbujas y si no tira mal olor, para evitar la entrada de aire y que quede en condiciones anaeróbicas.

 

mezcla biofertilizantes
Arte: Harlem Aguilar.
Foto: Roberto Vallecillo.

Materiales y herramientas

  • 1 machete
  • 1 pala
  • 1 tronco para apisonar Sacos o bolsas
  • 1 barril de plástico con tapadera de 110 litros
  • 1 barril de plástico con tapadera de 220 litros
  • 1 metros de manguera de media pulgada
  • 1 botella descartable
  • 1 cuerda o cordel
  • 3 metros de plástico grueso
  • 2 metros de cedazo fino

El costo de producción de 1 litro de biofermentado líquido es de $ 0.06.

 

Biofermentados
Compartiendo el biofermentado.
Foto: Roberto Vallecillo.

 

 

 

Como la elaboración de estos abonos biofermentados tienen dos fases: una de 40 y otra de 30 días, es necesario preparar con bastante anticipación a la fecha de siembra de los cultivos. Los biofermentos, como abono foliar, se disuelven en agua. La dosis depende de la etapa y tipo de cultivo. La dosis va desde medio litro hasta 2 litros por cada 20 litros de agua. Otros productos son el Supermagro y el CCHG por llevar ingredientes cenizas, cal hidratada y gallinaza. Se han visto mejoras con el uso de biofertilizantes en maíz, caña de azúcar, café y cítricos.

Relacionados