SIMAS

Equidad entre género: un camino largo por recorrer

La igualdad de género es un derecho humano. Lograr la igualdad  y el empoderamiento de las mujeres, requiere superar las desventajas sociales en las que se encuentran las mujeres para adquirir o reforzar sus capacidades y protagonismo, tanto individual como colectivo, que permita lograr una autonomía para participar en igualdad, con acceso a los recursos, al reconocimiento y la toma de decisiones en el ámbito personal y social.

Sis embargo, alcanzar la igualdad de género y respetar los derechos como el acceso a la educación, a la salud, al empleo remunerado, el acceso al agua en cantidad y calidad, siguen siendo un camino largo por recorrer y desafiante para las mujeres rurales. Encontrar puntos de coincidencia y seguir avanzando en la reducción de las brechas de género, el SIMAS realizó intercambio virtual con mujeres y hombres de las juntas directivas de 10 CAPS del departamento de Chinandega, con el fin de compartir las vivencias, obstáculos y desafíos alrededor de la gestión comunitaria del agua.

Este primer encuentro se realizó el 16 de noviembre, en el marco del proyecto Tecnología para la Gestión Sostenible del Recurso Hídrico, que se ejecuta en 12 municipios del Occidente de Nicaragua. La iniciativa busca promover, incentivar y mejorar la participación para la toma de decisiones por parte de las mujeres en la gestión comunitaria del agua.

Una mirada desde los CAPS

Maritza Chavarría, presidenta del CAPS La Grecia, sector La Esperanza del municipio de Chinandega, recordó que desde hace 30 años, todos los proyectos que se han desarrollado en beneficio de las comunidades han sido manejados en su mayoría por hombre pero siempre han tenido el respaldo de las mujeres. “La equidad hay que venirla inculcando desde la familia y promoverla hasta la comunidad. Aprovechar los espacios que se nos brinda y dar a conocer la importancia de nuestra participación, porque hombres y mujeres tenemos los mismos derechos y deberes. En el trabajo del agua, debemos involucrarnos más mujeres pero no significa sacar a los hombres, debemos jalar la carreta a la misma vez. Lo que queremos es que respeten nuestros derechos.

Como mujeres nunca hay que decir “No Puedo”porque si somos capaces. Algunas veces nos vemos tímidas por el compañero que esta a nuestro lado, pero debemos decirle a él, que nuestras decisiones también valen y mostrarlas con hechos. Yo aprovecho cualquier actividad donde estoy para promover la participación y empoderamiento de las mujeres”.

Por su parte, Martha Campusano del CAPS San Benito número 2, opina que “la igualdad de género no es solo una responsabilidad de la mujer, sino también de los integrantes de la familia. Cuando mi hijo tenia 10 año, yo le empece a enseñar los oficios de la casa y un día lo mande a lavar trastos. En ese momento llegaba mi suegra y me dice porque lo mande a lavar trastes si él no es mujer. Yo le respondi: El es varón, pero no significa que no pueda hacer oficios de la casa. Si hablamos de igualdad de género en mi comunidad, podemos decir que había poco avance, pero hoy día, en la medida que el CAPS se organiza, va mejorando la participación de las mujeres y de los hombres en distintas actividades. Hay que resaltar siempre el rol de las mujeres...No es fácil, pero debemos demostrar que somos capaces”.

También puede interesarle: ¿Estamos escondidas o invisbilizadas?

Martha Pereira del CAPS Puntarena del municipio de Quezalguaque, expresó que las mujeres pueden hacer las mismas actividades que los mismos hombres. En el tema de la equidad, hemos venido luchando contra la marea, porque muchos no dejan que las mujeres participen, pero hay avances y el trabajo nuestro, de las mujeres, es demostrar que si podemos y no quedarnos atrás. Los hombres van a las actividades cuando solo les conviene”, señaló.

Adrienne Wiebe, de la asociación Cambio para los Niños (CFCA), con sede en Canadá agradece la invitación y expresó agradecimiento a las mujeres y hombres que participan en el intercambio virtual, porque están tomándose el tiempo para debatir sobre el rol de las mujeres y de los hombres en el desarrollo de la comunidad y cómo trabajar junto con igualdad para resolver las necesidades del agua.

Durante el foro virtual realizado , las mujeres expresaron que para lograr la equidad, es necesario trabajar el tema desde la familia, involucrando a todos sus integrantes, crear valores y mostrar que si hay capacidades y eso pasa, por respetar su derecho a participar y decidir.

El SIMAS, para contribuir a cortar las brechas de género, iniciará en diciembre 2020, una serie de sesiones de reflexiones con personal de juntas directivas de 323 CAPS. El eje será la identificación de las brechas de género en la gestión comunitaria del agua. Serán realizados bajo la modalidad virtual y mixto, presencial en comunidades y usando tecnología, a través de servirdores portatiles y app móvil, usando como base la publicación producida por SIMAS: “Acortar las brechas de género en la gestión comunitaria del agua”.