SIMAS

¿Otra receta mágica para África?

Tomado de GRAIN. Bill Gates pretende resucitar la marchita Revolución Verde de la Fundación Rockefeller “Ahora es el turno de África. Este es sólo el comienzo de la Revolución Verde en el continente. La meta final es que al cabo de 20 años los agricultores hayan doblado o incluso triplicado el rendimiento de sus cosechas y que vendan los excedentes en el mercado. Esta es la visión de un África nueva en la que los agricultores no estén condenados a vivir en la pobreza y el hambre, donde la gente pueda mirar hacia el futuro con esperanzas”. Fundación Bill & Melinda Gates, septiembre 12 de 2006 Con gran despliegue publicitario, Bill & Melinda Gates y las Fundaciones Rockefeller anunciaron el 12 de septiembre que han decidido aunar fuerzas en una nueva ‘Alianza por una Revolución Verde en África’. Un día después, lo que probablemente haya sido una movida concertada, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) Jacques Diouf llamó a apoyar una segunda Revolución Verde para alimentar a la población del mundo cada vez más numerosa. El jefe de la ONU Kofi Annan también salió en apoyo de la iniciativa. El núcleo central de esta iniciativa Gates/Rockefeller consiste en el mejoramiento de nuevas semillas y lograr que los pequeños agricultores del África las utilicen. Gates pondrá US$ 100 millones, y Rockefeller aportará otros US$ 50 millones más su larga experiencia en ese campo. La Fundación Gates, que desde sus inicios centró siempre sus esfuerzos en la atención de salud, recién hace muy poco puso la mira en la agricultura como un área en la cual invertir. En la conferencia de prensa de lanzamiento de la iniciativa, Bill Gates subrayó que esta es sólo una de las primeras inversiones de las muchas que él seguramente hará en el campo agrícola desde su fundación caritativa, que hoy en día es la más adinerada del planeta con más de US$ 60.000 millones en sus arcas. Aunque el jefe del imperio Microsoft es quien pone la mayor parte del dinero, quien realmente está detrás de esta iniciativa (de la que es su principal beneficiario) es la Fundación Rockefeller. Ese dinero fresco le dará gran impulso a su programa y su estrategia en África. Rockefeller fue la agencia que comandó la ofensiva de la Revolución Verde desde sus inicios en la década de 1950. Puesta en marcha en el punto más álgido de la Guerra Fría para contrarrestar la amenaza de la revolución comunista roja que recorría las zonas rurales en gran parte de Asia y América Latina, la Revolución Verde es a menudo descrita como un proyecto de desarrollo agrícola fundado en el mejoramiento de nuevas variedades vegetales que responden mejor a los fertilizantes, los agroquímicos y el riego. Su impacto en la agricultura y la producción de alimentos ha provocado durísimas polémicas: sus impulsores sostienen que ha salvado millones de vidas humanas al haber multiplicado la productividad de los cultivos, en tanto que sus críticos señalan el efecto devastador que ha tenido para la población campesina, los pequeños agricultores y el medioambiente. Nadie niega que sí generó un inmenso mercado mundial para las grandes empresas semilleras, de plaguicidas y de fertilizantes. Hace ya décadas que se habla de darle al África su propia Revolución Verde. Todos, partidarios y detractores por igual, concuerdan que la primera Revolución Verde no fue muy exitosa en África. ¿Qué pasó? ¿Por qué no funcionó en África la Revolución Verde? Más importante aún, ¿habrán aprendido acaso las lecciones del pasado quienes hoy promueven las nuevas tecnologías agropecuarias? Más información, visite: http://www.grain.org/articles/?id=20
Relacionados