SIMAS

Flagelo en Occidente

El Nuevo Diario *- En comunidad La Peineta han muerto 21 personas por consumo de agua contaminada, y Comisión de la Alcaldía de León del medio ambiente declara “estado de alerta” *- Estudio de aguas subterráneas revela plaguicidas y herbicidas en cinco municipios de León y Chinandega *- Concejal estima que la contaminación es mucho más generalizada y de alta peligrosidad ------------------ Las aguas extraídas de los pozos domiciliares y que son destinadas para el consumo humano en la comunidad La Peineta, en Sutiaba, han ocasionado la muerte a aproximadamente 21 personas en los últimos dos años. La intoxicación masiva obligó a las autoridades de la Comisión del Medio Ambiente de la Alcaldía de León a declarar “Estado de Alerta por Contaminación”. Se presume que la sobreexplotación de los suelos y la aplicación masiva de agroquímicos en los cultivos de maní son las causas del supuesto envenenamiento. Con el deceso de una niña de diez años el pasado fin de semana, las autoridades municipales registran 21 víctimas entre adultos y niños Minsa se pronuncia Las víctimas generalmente presentan fuertes dolores estomacales, vómitos, ardor en la vista, pérdida del apetito, decaimiento, y muerte. Hasta el momento las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) no se pronuncian, pero investigan las denuncias interpuestas por la población en torno a la supuesta contaminación de los pozos. Leonel Fonseca, líder comunal de La Peineta en Sutiaba, aseguró que la gente está muriendo por envenenamiento. “El agua que consumimos diariamente los pobladores de esta comunidad se encuentra seriamente contaminada por pesticidas e insecticidas que desde hace varios años los productores de maní aplican a los cultivos”, refirió Fonseca. Asimismo, hizo un llamado a las autoridades para que solucionen este terrible problema lo más pronto posible, para evitar mayores tragedias. El concejal Teodoro Sánchez, Secretario del Concejo y Presidente de la Comisión del Medio Ambiente de la Alcaldía de León, explicó que desde diciembre del año pasado se realizan acciones de prevención. Para esclarecer la situación, el laboratorio de Microbiología de la Facultad de Química de la UNAN-León efectúa análisis de muestras de agua extraídas de los pozos y afluentes de donde cotidianamente se abastece la población. Los técnicos de la Dirección de Gestión Ambiental del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), la Fundación de Ecología y Desarrollo (Codes), y el Ministerio de Salud, (Minsa), trabajan en el esclarecimiento de esta tragedia ambiental. Según Teodoro Sánchez, la primera medida preventiva es que la población se abstenga de consumir el agua de los pozos y frenar la aplicación de agroquímicos en los cultivos de maní. También introducir con carácter de urgencia ante el Concejo una iniciativa de ley sobre el uso de los suelos en áreas rurales. Establecer una figura jurídica que permita restringir la sobreexplotación de algunos cultivos y prohibir definitivamente los químicos. Señaló que únicamente tres grandes productores en La Peineta se dedican a la sobreexplotación del cultivo del maní. Contaminación de pozos en Occidente Sin embargo, a través del Estudio de Contaminación de Aguas Subterráneas y Superficiales por Plaguicidas y Herbicidas efectuado por la Fundación para el Desarrollo (Fupade), entre julio a octubre de 2006 en cinco municipios del departamento de León y Chinandega, se comprobó altas concentraciones de agroquímicos. Se realizaron muestreos por conveniencia en los pozos domiciliares de El Viejo y Chinandega, en donde se comprobó que más del 70% de los pozos contiene plaguicidas, al igual que el 20% de los pozos de León. Los pozos domiciliares de Posoltega y Quezalguaque no registraron índices de concentración de contaminantes químicos, pero esto no quiere decir que se encuentren libres de otros contaminantes. El estudio fue impulsado por el Instituto de Desarrollo Rural (IDR) a través del Proyecto de Desarrollo de la Costa Pacífica Norte de Nicaragua (Decopann), auspiciado por la Unión Europea. Pedro Rivera, consultor del estudio medio ambiental, aseguró que las aguas de los pozos domiciliares son intolerables para el consumo humano porque contienen altas concentraciones de agroquímicos. “La población se encuentra en continuo riesgo de contraer enfermedades renales, dermatológicas y cáncer. Señaló que este importante estudio facilitará a las autoridades del Instituto Nicaragüense Acueductos y Alcantarillados (INAA) disponer de información actualizada en materia de contaminantes de los recursos hídricos en comunidades rurales, para promover lo más pronto posible la instalación de redes de agua potable en estas comunidades. Los diez pozos domiciliares que formaron parte del estudio en los cinco municipios tienen una profundidad que oscila entre las 10 y 50 varas, y representan la única fuente de suministro de agua. El concejal Teodoro Sánchez destacó que las aguas subterráneas en distintas zonas del Occidente del país se encuentran seriamente contaminadas con agroquímicos, y desafortunadamente muchos productores continúan aplicando este veneno a los cultivos. A partir de 1980 disminuyó completamente el uso de plaguicidas en el Occidente del país ante la suspensión del cultivo del algodón. “Las consecuencias de la sobreexplotación del suelo la estamos viviendo con los problemas que se nos presentan. Lamentablemente los químicos utilizados en los cultivos se filtraron en los suelos ocasionando daños irreversibles al medio ambiente”, refirió el funcionario. Para el próximo miércoles 24 de enero la Comisión del Medio Ambiente de la Alcaldía dará a conocer los resultados del análisis de agua que efectúan especialistas de la UNAN-León. --------------------- Noticias relacionadas http://www.elnuevodiario.com.ni/2007/01/22/nacionales/39392
Relacionados