SIMAS

Campaña “Semillas de Identidad“

Bajo el lema “Por la defensa de la Biodiversidad y la Soberanía Alimentaría”, inició el pasado 23 de mayo en Nicaragua la campaña “Semillas de Identidad”, que tiene por propósito la promoción y desarrollo de iniciativas, conocimientos y tecnologías de desarrollo local, basados en el manejo de la biodiversidad, el intercambio de conocimientos tradicionales que contrarresten el monopolio, la dependencia y la enajenación de semillas criollas. La Campaña “Semillas de identidad” se desarrolla de manera simultánea en Colombia, Ecuador y Nicaragua con el fin de lograr un mayor impacto e incidencia a nivel latinoamericano. Esta iniciativa es promovida por organizaciones y redes campesinas, ambientalistas y de desarrollo, organizaciones y comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes. En el caso de Nicaragua, la Campaña de Semillas Criolllas, es ejecutado por SWISSAID Nicaragua en conjunto con el Grupo de Promoción de la Agricultura Ecológica (Red GPAE), Grupo de Interés sobre Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional (GISSAN), la Red Nacional del Programa de Campesino a Campesino (Red PCAC) y la Alianza de Protección a la Biodiversidad Capítulo Nicaragua. Los objetivos de la campaña: 1- Promover experiencias locales de manejo de la biodiversidad, agricultura sostenible con enfoque ecológico y soberanía alimentaria. 2- Difundir información y promover en las comunidades y organizaciones acciones frente a las problemáticas de los recursos genéticos y los transgénicos. 3- Promover el debate público con diferentes sectores de la sociedad sobre la problemática de los recursos genéticos y trasngénicos. Los principios rectores: - Las semillas y la biodiversidad son un elemento fundamental para la promoción del desarrollo propio de los pueblos. - Las semillas y los conocimientos tradicionales son un patrimonio colectivo que no puede ser privatizado, son una parte fundamental para alcanzar la soberanía alimentaria. - La defensa de las semillas está ligada a la defensa de la vida, la tierra, los territorios y las culturas campesinas, indígenas y afrodescendientes. - No al uso de transgénicos, porque ponen en riesgo la integridad de las semillas y los medios de vida y producción de las poblaciones rurales. - Rechaza las políticas públicas y leyes a nivel nacional e internacional que atenten contra las semillas criollas, la biodiversidad y su uso por parte de los agricultores Entre las acciones a desarrollar están: a)- Promoción de ordenanzas municipales de territorios libres de transgénicos. Reproducción de especies y variedades agrícolas de otras zonas. b)- Ferias campesinas de semillas criollas y gastronómicas. c)- Promoción de mercados locales alternativos. d)- Publicaciones en medios escritos y radiales, de circulación nacional y local. e)- Documentos de posición consensuados con diferentes actores. A través de la Campaña de Semillas de Identidad, las organizaciones participantes buscan: .- Sensibilizar a la sociedad nicaragüense e incidir en tomadores de decisiones (líderes gremiales, dirigentes políticos y funcionarios de instituciones públicas y privadas) a fin de que promuevan acciones concretas a favor de la soberanía y seguridad alimentaria nutricional y la agricultura sostenible. .- De igual manera, sensibilizar a productores y consumidores sobre las amenazas ecológicas, económicas, sociales y culturales que tienen para nuestro país las semillas transgénicas producidas por compañías transnacionales quienes promueven modelos productivos que atentan contra la economía campesina y la biodiversidad. .- Visibilizar y promover todas las experiencias y acciones orientadas a la promoción de la agricultura sostenible, al rescate, multiplicación y mejoramiento de las semillas criollas y acriolladas y a la preservación de la gastronomía nacional elaborados a base de materiales criollos, como una alternativa de protección de la biodiversidad y a la introducción de semillas transgénicas. .- Incidir a nivel municipal, departamental y nacional para que los gobernantes y tomadores de decisiones, promuevan leyes, ordenanzas y normativas a favor de la soberanía y seguridad alimentaria e impidan la introducción de semillas y alimentos transgénicos. .- Fortalecer una alianza de redes y organizaciones que incidan a favor de un desarrollo rural sostenible con equidad y protectora de nuestra biodiversidad. ¿El por qué de la campaña? Las comunidades indígenas, campesinas y afro descendientes de América Latina han sido, por generaciones, las guardianas de las semillas. Estas comunidades han conservado los conocimientos y prácticas productivas, contribuyendo así a preservar la diversidad biológica y cultural existente. Como resultado de este trabajo colectivo la humanidad dispone de cientos de variedades de semillas criollas de maíz, frijol, papa, yuca, tomate, algodón, arroz y otros cultivos, los que actualmente sustentan la agricultura y alimentación del mundo. Además de ser la base de nuestra vida, cultura e identidad, nos permiten producir y consumir una diversidad de alimentos sanos, los que son el fundamento de la agricultura ecológica y garantizan la sostenibilidad de los ecosistemas y la soberanía alimentaria. En Nicaragua, por ejemplo, el Programa Campesino a Campesino realizó un inventario de semillas criollas de granos básicos en 144 comunidades de 34 municipios del país. Gracias a este esfuerzo se lograron identificar 114 variedades de maíz, 121 variedades de frijol, 18 variedades de leguminosas comestibles, 24 variedades de sorgo y millón y 8 variedades de arroz, dentro de las que se incluyen criollas y acriolladas. Estas semillas son manejadas en bancos de semillas que están en manos de las comunidades campesinas. En las últimas décadas los recursos genéticos, y especialmente la biodiversidad existente en nuestros territorios, han adquirido un gran valor económico y estratégico para la industria biotecnológica, constituida por las transnacionales farmacéuticas, de semillas, agroquímicos y alimentos. La privatización de las semillas se realiza mediante la aplicación de la propiedad intelectual, estos recursos y conocimientos son obtenidos de nuestras comunidades a través de la biopiratería. A esto se añade el que las políticas agrícolas y ambientales de nuestros países han estado basadas en la privatización, la monopolización y la explotación irracional de los recursos naturales. Frente a estos modelos económicos, campesinos organizados han implementado propuestas productivas basadas en la agricultura sustentable, que reconoce a las semillas criollas como patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad, valora y promueve la agricultura ecológica, la soberanía alimentaria y el derecho a vivir de lo que producen de una manera digna e independiente. ------------------------------------ Para mayor información, contactares a los socios de la Campaña: Grupo de Promoción de la Agricultura Ecológica(GPAE) Lourdes García, gpae@gpae.net SWISSAID Nicaragua Lucia Aguirre, swissaid@ibw.com.ni Grupo de Interés sobre Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional(GISSAN), Eduardo Vallecillo, edu_nica@hotmail.com Red Nacional del Programa de Campesino a Campesino (PCAC) Jorge Irán Vásquez, jorgeiranus@yahoo.com Alianza de Protección a la Biodiversidad Julio Sánchez, biodiversidad@humboldt.org.ni
Relacionados