SIMAS

Cárdenas: enorme potencial para cultivar semilla de frijol

La producción de semilla de frijol rojo podría llegar a convertirse en la segunda actividad agrícola más importante del municipio nicaragüense de Cárdenas, y el Proyecto IICA/Red SICTA ayudará a ese objetivo reforzando la asistencia técnica directa a los productores, anunció en Managua el Dr. Armando Ferrufino, coordinador del proyecto. En Cárdenas, una estrecha faja territorial de 226.6 km cuadrados separada al norte por el Gran Lago de Nicaragua y al sur por la provincia costarricense de Guanacaste, el cultivo de frijol comercial es sólo superado por el de musáceas, mientras que el arroz ocupa una lejana tercera posición en la economía agrícola rural de ese municipio. Los ricos suelos, los bosques, ríos, quebradas y fuentes subterráneas de agua localizadas a escasa profundidad, convierten a esta faja fronteriza en una zona con enorme potencial, pero que al mismo tiempo exige un manejo agrícola y ganadero apropiado para evitar más daños a los abundantes recursos forestales de ese territorio Desde octubre último, el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el IICA/Red SICTA, ejecutan con la cooperativa UPROCON de Cárdenas, un proyecto de producción de semilla de frijol rojo, el cual ha confirmado que la experiencia de los agricultores debe ser reforzada con asistencia técnica para superar esquemas obsoletos de manejo agronómico. Un fondo de 158 mil dólares aprobado por el IICA/Red SICTA para UPROCON, comenzó a invertirse en innovaciones en semillas de frijol con demanda en el mercado, en buenas prácticas agrícolas, infraestructura para almacenamiento, procesado y marketing interno e internacional. El agricultor Pedro Rafael Pomares, uno de los 212 beneficiarios, dijo sentirse muy contento porque a mediados de febrero espera cosechar cuando menos 20 quintales de semilla de frijol en su parcela, pero dijo que se pudo haber logrado más. "En octubre la lluvia ahogó mucha semilla y en enero una sequía de dos semanas nos golpeó más, así que con una asistencia técnica fortalecida y mejores condiciones climáticas esperamos aumentar mucho más los rendimientos en la proxima siembra de apante", manifestó el productor. Los fuertes vientos provenientes del Gran Lago de Nicaragua y la falta de cortinas rompevientos en las áreas agrícolas, también provocaron daños al frijol durante la floración. La productora Aidalina Icabalceta, dijo que en su parcela espera una cosecha de 17 quintales de semilla por manzana, y señaló que "aunque en otros años he sacado 25 quintales de frijol comercial creo que este primer resultado es positivo, porque estamos aprendiendo la forma correcta de cultivar la tierra". Las quemas frecuentes de los rastrojos, la siembra a distancias inapropiadas entre plantas y entre surcos, los controles ineficaces de plagas, enfermedades y malezas, son los principales "dolores de cabeza" de los agricultores. La alianza UPROCON, INTA, IICA/Red SICTA confía que la primera cosecha de semilla de frijol rojo llegue a dos mil quintales, esperando que esta cifra se multiplique por cuatro en la próxima siembra de apante, cuando este proyecto incorpore en los planes de cultivo a unos 200 socios. El Proyecto Red SICTA fue creado en el 2004 por el IICA y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación COSUDE, que destinó 10 millones de dólares para financiar innovaciones agroproductivas y comerciales hasta el año 2012, en las cadenas de maíz y frijol de los siete países del istmo centroamericano. Más información: http://www.redsicta.org/
Relacionados