SIMAS

Urge en Nicaragua el uso de software libre en el sistema educativo

En Nicaragua existe un monopolio de hecho en la educación tecnológica. El currículo educativo de la enseñanza básica y media está enfocado explícitamente al aprendizaje de aplicaciones licenciadas por una sola empresa: Microsoft. Pero hay algo mucho más preocupante, y es que se están formando alumnos con poca capacidad de análisis y sin iniciativa para experimentar y proponer soluciones innovadoras a problemas existentes. Todo lo anterior sin considerar la responsabilidad que debe tener el Estado en promover el principio de neutralidad tecnológica y el derecho de la libre empresa en todos los ámbitos de la administración pública, y no favorecer los productos de una empresa por encima de otra. Es necesario cambiar el enfoque de la docencia. Cambiar una visión simplista de enseñar el funcionamiento de un programa concreto, por un método más científico dedicado a enseñar fundamentos de aplicaciones que ayuden en la formación de individuos con capacidades investigativas e innovación, y que contribuya al desarrollo tecnológico del país. Este cambio de método sólo puede lograrse mediante el uso de software libre (SL) y de código abierto en nuestro sistema educativo. Usar SL implica un ahorro significativo en el costo de licencias, dinero que podría destinarse a la compra de equipos, asignándolos a colegios de escasos recursos y reduciendo de esta forma la brecha digital. Aparte del evidente beneficio económico, lo más significativo del software libre es que se tiene acceso a programas que los estudiantes y educadores pueden usar, estudiar, modificar y distribuir a su gusto. Es una gran oportunidad que está a la vista. Garantiza, además, un entorno de colaboración que sirve para motivar al alumno a emprender proyectos desafiantes y motivadores; algo que va más allá de enseñar una materia y que contribuye a la formación integral del alumno. También se acabaría con los dilemas éticos y legales. El software que se utiliza en el aula estaría disponible para que los alumnos lo copien, se lo lleven a casa y lo redistribuyan tanto como quieran. Con el modelo actual, estamos enseñando a los alumnos que la piratería y el robo es natural y socialmente aceptable, cuando legalmente es penado. leandro@simas.org.ni. El autor es especialista en Tecnologías de la Información y Comunicación en el Servicio de Información Mesoamericano de Agricultura Sostenible (Simas), www.simas.org.ni, y coordinador del Grupo Ubuntu Nicaragua, www.ubuntu.org.ni. Ver información completa en enlace al Nuevo Diario http://impreso.elnuevodiario.com.ni/2008/03/09/informatica/71823
Relacionados