SIMAS

Cambio climático a la carta

Según los científicos “sólo dos grados centígrados nos separan de una catástrofe ambiental de escala global”, pero ¿qué estamos haciendo para evitarla?. Este pasado 28 de mayo, los presidentes centroamericanos se reunirán en la ciudad de San Pedro Sula, al norte de Honduras, para abordar el tema del cambio climático y el medio ambiente. Según declaraciones brindadas por el ministro hondureño de medio ambiente a la prensa de este país "El objetivo de esa cita, al igual que otras ya realizadas en años anteriores, es posicionar a la región como un modelo global en adaptación y mitigación" [1]. El calentamiento global El cambio climático, es un desequilibrio energético de la tierra, un desequilibrio que tiene que ver con los procesos atmosféricos con procesos de la hidrósfera, la criósfera, la geosfera y la biosfera que son los cinco componentes del sistema climático y que están encargados de mantener en equilibrio energético al planeta. Sin embargo, uno de los fenómenos más relevantes del cambio climáticos es el calentamiento global [2]. Actualmente la temperatura media global es de unos 14 grados centígrados. Según los expertos con el ritmo actual de emisión de gases en el año 2050 la temperatura media global aumentará más de 2 grados centígrados lo que afectaría gravemente nuestra propia sobrevivencia. Algunas predicciones estiman que de aumentarse la temperatura habría una serie de impactos asociados tales como: disminución de los rendimientos de los cultivos, habrá menos disponibilidad de agua potable, aumento del nivel de los mares, extinción masiva de más de un 40% de las especies y debilitamiento de las corrientes oceánicas de gran escala. Una carrera a contra reloj Según el “Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático” por sus siglas en inglés IPCC [3], la tendencia anual de emisión de gases es de aproximadamente 430 partes por millón (ppm) de Dióxido de Carbono (CO2) y se estima que con este ritmo de emisiones en el año 2050 la concentración de gases será de 550 ppm, concentración con la cuál la temperatura media global sería mayor que 2 grados centigrados, sin embargo el IPCC teme que el ritmo de emisiones no sea tan estable y por el contrario presente un ritmo creciente lo cual aceleraría el proceso de calentamiento lo que significa que en el año 2035 la concentración de gases será de 550 ppm. El menú sobre la mesa Ante semejantes predicciones, según el IPCC, lo único que se puede hacer es disminuir la emisiones a un ritmo de 5% anual, esto significa niveles de concentración de gases menores a los 430 ppm . Sin embargo, los escenarios económicamente justificables ya están en el menú de las mesas de negociaciones y el nivel de estabilización más bajo, al cuál, se puede aspirar en estos momentos es entre 445 y 490 ppm lo que implicaría un aumento de la temperatura de entre 2 y 2.4 grados centigrados. La realidad es que el abordaje economices prevalece en la formación de políticas y el análisis costo-beneficio, determina si se justifica aspirar a no sobrepasar los 2 grados centígrados. Con los pies en la tierra A propósito de todo esto ¿qué pito tocan los países de Centroamérica en esto?, la primera respuesta obvia sería que los gobiernos nacionales y la región deberían apoyar el acuerdo de una meta global de compromisos de reducción de emisiones que evite un incremento de 2 grados centigrados en la temperatura media global. Esa es la idea general, la cuál pasa por una agenda de amplio consenso que fue propuesta por unos quinientos representantes de organizaciones de la sociedad civil centroamericana que entre el 23 y el 27 de mayo, se reunieron en San Pedro Sula[4]. En este posicionamiento la sociedad civil contiene ocho puntos que serían expuestos en la cumbre de presidentes del día 28, estos puntos son detallados a continuación: 1.Las estrategias de atención al cambio climático deben ser políticas de Estado. 2.Es necesario elevar las necesidades de la región sobre cambio climático en el plano internacional. 3.Cumplir la Justicia Ambiental en términos de promulgar las responsabilidades comunes pero diferenciadas en cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero. 4.La adaptación debe ser eje central de la estrategia regional de cambio climático. 5.Debe crearse un verdadero sistema de gestión del conocimiento e información sobre cambio climático. 6.Son necesarios cambios en la matriz energética de la región y la búsqueda de energías limpias y alternativas. 7.Es necesario actuar ahora. 8.Hay que fortalecer los espacios de participación de la sociedad civil en la formulación de la Estrategia Centroamericana de Cambio Climático. Un día después de la cumbre Las primeras señales de vida después de la cumbre de presidentes indican que los gobiernos han definido una estrategia para luchar contra los efectos del cambio climático integrando el tema como tema transversal en las políticas nacionales de desarrollo, así como una solicitud a las naciones industrializadas que asuman el problema del cambio climático y que, además, se sumen al Protocolo de Kioto [5]. [1]http://www.laprensahn.com/index.php/ediciones/2008/04/21/presidentes_centroamericanos_realizaran_cumbre_sobre_ambiente_en_honduras [2]http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/specials/2005/kioto/newsid_4232000/4232573.stm [3]http://www.ipcc.ch/ [4]http://cms.iucn.org/about/union/secretariat/offices/mesoamerica/index.cfm?uNewsID=1046 [5]http://www.prensalibre.com/pl/2008/mayo/29/241206.html Lecturas recomendadas: Informe sobre Desarrollo Humano 2007: http://hdr.undp.org/en/espanol/ Informes IPCC: http://www.ipcc.ch/languages/spanish.htm
Relacionados