SIMAS

Nestlé y Kellogg’s engañan y afectan a los consumidores

Estudio revela preocupantes niveles de azúcar y sal en los cereales. La Red de Consumidores en Acción de Centroamérica y el Caribe (ConSuAcción) presentó un estudio a nivel regional en el que se constata que diversas presentaciones de cereales para desayuno de las transnacionales Nestlé y Kellogg’s, que son publicitados como alimentos saludables para niños y niñas, contienen una alta y preocupante cantidad de sal y azúcar que puede ocasionar graves daños a la salud. El estudio, que se enmarca en la investigación de Consumers International “Cereales peligrosos. La verdad sobre la publicidad de alimentos dañinos dirigida a los niños”, surge a raíz de la epidemia de sobrepeso y obesidad que ha afectado a Centroamérica. Esta situación se ha convertido en una paradoja: por un lado una gran cantidad de población desnutrida y por el otro una cantidad considerable de personas que sigue consumiendo alimentos no sanos. “Estos elementos son un grave riesgo para la salud, porque están generando niños y niñas con problemas de diabetes, hipertensión y accidentes vasculares y celebrares”, advirtió Ana Ella Gómez, directora del Centro para la Defensa de los Consumidores de El Salvador (CDC) y miembro de ConSuAccion. “Dulcemente salado” A través de análisis fisicoquímicos y del etiquetado, realizados en el Laboratorio de Calidad Integral de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) en El Salvador, se investigó la calidad nutricional de doce marcas de cereales 1 que producen dos grandes corporaciones, Nestlé y Kellogg’s. Según expertos del sector, se estima que un niño o una niña pueden necesitar entre 1 y 3 gramos de sal por día, dependiendo de la edad. Analizando estos productos de Nestlé y Kellogg’s, resulta que con una porción de cereal equivalente a 50 gramos (1 y 1/2 taza pequeña), estarían ingiriendo más del 50 por ciento de la recomendación diaria de sal, en un sólo tiempo de comida. Según la Guía de Alimentación Infantil de Chile, un niño solamente debe consumir entre 20 y 25 gramos. Sin embargo, una porción de 50 g. de estos cereales contienen 22 g. de azúcar, es decir el 70 por ciento de la recomendación diaria, lo cual tiene un grave impacto en la salud, desarrollando enfermedades crónicas”. Frente a esta situación, la Red de Consumidores en Acción de Centroamérica y el Caribe dio a conocer cuatro propuestas que serán presentadas a las instituciones de cada país para contrarrestar esta grave situación. Para mayor información visite: (http://nicaraguaymasespanol.blogspot.com http://www.rel-uita.org/companias/nestle/nestle-kellogs_enganian.htm
Relacionados