SIMAS

Conferencia internacional sobre industrias extractivas y pueblos indígenas

¿Sabe usted, que en los territorios indígenas se encuentran ubicados el 60% de los minerales más codiciados del mundo? ¿Sabe usted, que los mega-proyectos son la mayor amenaza al futuro de los pueblos indígenas? En Centroamérica hay gran preocupación y sufrimiento en los territorios indígenas, donde hay concesiones para la exploración o explotación de la minería metálica y petrolera. El escritor Eduardo Galeano, explica “El subdesarrollo no es una etapa hacia el desarrollo, sino la consecuencia histórica del desarrollo ajeno”. Esta reflexión arroja luz sobre la contradicción de que los estados nacionales de los países llamados “subdesarrollados” otorgan concesiones en busca de una mejoría, sin embargo la realidad es otra, la minería metálica es altamente destructiva, para tener una idea; obtener oro para hacer un anillo requiere del desplazamiento de 5 a 20 toneladas de roca. Esto significa la destrucción de kilómetros de bosque, el fin del bosque es el fin de la diversidad de la vida que lo habita y la desaparición de los recursos de los que dependen las comunidades. Otra de las consecuencias de la explotación minera es la contaminación de las aguas por la erosión y por el uso de cianuro. Las corporaciones de industrias extractivas aún cuando hablan de responsabilidad social y ambiental, sus actividades han traído como resultado las peores formas de degradación ambiental, violaciones a los derechos humanos, violación al derecho a la tierra, a los recursos, además de desplazamientos de comunidades indígenas y violaciones de los derechos civiles y políticos más fundamentales, como detenciones y arrestos arbitrarios, torturas, desapariciones forzosas y asesinatos. Sobre estas preocupaciones se ha realizado en Filipinas la Conferencia Internacional sobre Industrias Extractivas y Pueblos Indígenas, los días 23-25 Marzo, la que concluyó con una declaratoria de parte de los pueblos indígenas, donde se rechaza el modelo de desarrollo basado en el consumo y producción insostenibles y en la globalización corporativa, que empuja la entrada de las industrias extractivas en nuestros territorios. Ver más: http://alainet.org/active/29640
Relacionados