SIMAS

Que se hace con esta Plaga!!!

No tiene ojos ni tiene boca, porque si tuviera ojos, el veneno le cocería los ojos y si tuviera boca, al chupar la planta, se envenenaría. Así se expresan muchos productores tomateros desconsolados. Dicen los técnicos del Proyecto MIP que la mosca blanca, no es una plaga en sí, sino que como insecto chupador que es, contamina el cultivo con unos virus que provocan el tal crespo. Este insecto come muchos tipos de plantas y siempre encuentra algo para su comida. Uno lo controla en el tomate y ella se va al frijol o a cualquier otra planta. Este artículo “Si no es la plaga, es la plaza”, contiene algunos consejos muy útiles donde productores explican como ellos han experimentado con cultivos trampa y varios métodos tanto en el semillero como en la parcela. En lenguaje sencillo les invitamos a leer este interesante artículo de la Revista Enlace No. 17 http://www.simas.org.ni/revistaenlace/articulo/255
Relacionados