SIMAS

El Paraíso Perdido

Esta obra de teatro, muestra como los campesinos intentan reivindicarse con la naturaleza. Pero en el intento, son saboteados por arribistas y terratenientes, aún por los bancos que no dan tregua y que abogan por mantener las prácticas insanas, por contribuir a la leyenda de que Nicaragua es el granero de Centroamérica, cuando realmente es un territorio con vocación forestal. Los actores campesinos son parte de la compañía teatral Tecum Umani, que fundó a mediados de los noventa, Gerardo Molinares, ex integrante de la compañía Nixtayolero dirigido por el teatrista Alan Volt. Los Tecum Umani hicieron el primer montaje de esta obra con contenido ecológico a finales de los noventa. Campesinos de haciendas cafetalera de San Ramón fueron los primeros espectadores de esta obra que por segunda vez llegará a la sala Mayor el próximo viernes 2 de octubre. El montaje es responsabilidad de Adinja (Asociación para el Desarrollo Integral de la Niñez, Juventud y Adolescencia) de Boaco, Camoapa, compuesta por muchados de nueve comunidades. Viernes 2 de Octubre 2009 Sala Mayor / Teatro Nacional Rubén Darío 7:30 p.m
Relacionados