SIMAS

Justicia denegada: solución de controversias en materia de comercio de América Latina y acuerdos de inversión

Este informe de GDAE escrito por Michael Mortimore Leonardo Stanley analiza los sistemas de arbitraje conforme a las disposiciones de controversias Inversionista-Estado de América Latina en relación a los numerosos acuerdos de comercio e inversión. Se encuentra que tales disposiciones están sesgadas hacia los inversores internacionales. Este sesgo puede afectar a los sistemas jurídicos en la región y amenaza la capacidad de la inversión extranjera para impulsar el desarrollo económico justo, tan necesario en las Américas. El nuevo sistema internacional creado al final de la Segunda Guerra Mundial alteró radicalmente el escenario mundial, caracterizado por guerras y las depresiones durante la primera mitad del siglo 20; a una de estabilidad y prosperidad que duró hasta la crisis mundial de 2008. La seguridad internacional, la economía de mercado y la democracia volvieron a ser los principales objetivos perseguidos por este nuevo sistema internacional. Notablemente, la economía mundial experimentó avances impresionantes en términos de liberalización del comercio. En términos de inversión, las cosas fueron muy diferentes. Desde el fracaso para alcanzar un acuerdo en La Habana a finales de la década de 1940, el desarrollo de una arquitectura para la inversión extranjera se convirtió en un ejercicio de iniciativas provisionales e improvisadas. En ese contexto, acuerdos bilaterales surgieron como el nuevo esquema en la década de 1950 y se multiplicaron en la década de 1990 en un contexto y ambiente amigable al mercado. En general los inversionistas extranjeros se aprovecharon de la situación y trasladaron muchos de los riesgos asociados a la inversión extranjera directa a los países de acogida. Por otra parte, este nuevo esquema generalizó el uso de los tribunales de arbitraje internacional,que brindan solución de controversias entre el Estado y los inversionistas,demostrando una excesiva discrecionalidad en la solución de controversias. Como resultado, los intereses de los inversionistas extranjeros han tenido prioridad sobre los programas de los países de acogida de desarrollo. Esto explica la creciente preocupación acerca de la legitimidad de los procedimientos de IA-ISDS en América Latina. El gran número de litigios en el marco del arbitraje internacional podría provocar un enfrentamiento entre capital y los países importadores y exportadores de una magnitud no vista desde la ola de nacionalizaciones y expropiaciones en la década de 1960. Es hora de volver a evaluar las prácticas de IA-ISDS desde esta perspectiva. Los resultados inconsistentes, incoherentes e imprevisibles generados por el sistema actual sugieren que sería mejor volver a examinar el post original de la Segunda Guerra Mundial y los objetivos para diseñar un nuevo sistema de solución de controversias sobre las inversiones extranjeras. Para introducir el equilibrio, la eficacia y la credibilidad en la relación entre los inversores extranjeros y los países de acogida, tiene sentido volver a examinar las raíces de la crisis actual. Para descargar el estudio completo en Inglés visite la página: http://ase.tufts.edu/gdae/Pubs/rp/DP27Mortimore_StanleyOct09.pdf
Relacionados