SIMAS

Juventud rural, el futuro de la seguridad alimentaria de las Américas

El agravamiento del problema de la inseguridad alimentaria, hace necesario repensar el modelo de desarrollo vigente y replantear el papel y la importancia de la agricultura y del medio rural. Así lo advierte el informe “Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural de las Américas”, una publicación conjunta de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). Los principales mensajes de este informe señalan la necesidad de invertir más y mejor en el sector agrícola y dentro de este, apostarle a la juventud. Para esto será necesario reencantar a la juventud con la vida rural, para lo cual se deben crear las condiciones propicias para que los jóvenes puedan aplicar los conocimientos que han adquirido en el sistema escolar, utilizar su creatividad e ingenio en nuevos emprendimientos o en la continuación de emprendimientos familiares. De acuerdo con este informe, la agricultura y el sector rural serán fundamentales frente al cambio climático y la seguridad alimentaria, por lo que es imperativo establecer las bases, de lo que será la agricultura del futuro, para que sea capaz de responder a esos retos. El informe reconoce la importancia de dar una especial atención a la pequeña y mediana agricultura, también conocida como agricultura familiar. “Esta agricultura se encuentra constreñida por la falta de activos de calidad, de acceso a infraestructura y de servicios públicos y privados que la apoyen”. Para más información: Informe: Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural de las Américas: Una mirada hacia América Latina y el Caribe. http://www.iica.int/Esp/organizacion/LTGC/modernizacion/Publicaciones%20de%20Modernizacin%20Institucional/B1560E.pdf
Relacionados