SIMAS

Carta Agroecológica de Curitiba 2009

Cerca de 3.800 participantes inos en el VI Congreso Brasileiro de Agroecología y II Congreso Latino-americano de Agroecología, reunidos en Curitiba (PR), Brasil, en el período del 9 al 12 de noviembre de 2009, teniendo como tema central “Agricultura familiar y Campesina: experiencias pasadas y presentes construyendo un futuro sustentable” a través de la presente, consideramos: La agricultura Latino-americana y Brasilera pasan por una crisis sin precedentes caracterizada por niveles récord de pobreza rural, hambre, migración, degradación ambiental, intensificada por los cambios climáticos y las crisis energética y financiera. El modelo agrícola industrial exportador y la expansión de monocultivos transgénicos y de agrocombustibles y el uso intensivo de agrotóxicos son directamente responsables por esa crisis. Está claro que ese modelo convencional es inviable y que la Agroecología ofrece las bases científicas y metodológicas para las estrategias de transición a un nuevo paradigma de desarrollo. La base cultural, social y productiva de ese nuevo paradigma está, especialmente en la agricultura familiar campesina, fuente fundamental del saber agrícola tradicional, de la agrobiodiversidad y de estrategias de seguridad y soberanía alimentaria.   Considerando lo expuesto, reafirmamos: 1. El papel de la Agroecología en el cambio de paradigma de desarrollo capaz de construir una agricultura biodiversa, de base familiar campesina y resiliente a los  cambios climáticos; 2. El compromiso de la Agroecología en transformar esa realidad de inequidad del campo, promoviendo el desarrollo rural y la construcción de un mundo más justo, solidario y ambientalmente sustentable; 3. La importancia de la adopción del enfoque científico de la Agroecología, cuya base epistemológica presupone el intercambio de los saberes técnico científico y popular; 4. El reconocimiento de la importancia de la agricultura familiar campesina y de los saberes de los pueblos indígenas y tradicionales para asegurar el fortalecimiento del tejido social y de la identidad cultural de los pueblos latinoamericanos, incluyendo el acceso a la tierra, semillas y agua y el derecho a la seguridad y soberanía alimentaria; 5. La necesidad del reconocimiento de los saberes y experiencias de las mujeres en sus prácticas ligadas a la reproducción de la vida: seguridad y soberanía alimentaria, salud, manutención y conservación de la agrobiodiversidad. Que sus reivindicaciones y demandas sean valorizadas por extensionistas, investigadores, gestores y líderes; 6. La importancia de contemplar el tema de las relaciones de género, evidenciando la necesidad de valorizar las contribuciones de las mujeres y las cuestiones que dificultan  su participación como sujetos plenos de derechos, entre ellos, la violencia cotidiana enfrentada por las agricultoras; 7. La importancia del I Encuentro Nacional de los Grupos de Agroecología (IENGA) realizado durante el congreso, donde se reunieron más de 40 Grupos de Agroecología (GA’s) de varias localidades de Brasil, con o sin vínculo académico, contando con más de 500 participantes (Federación de estudiantes de Agronomía de Brasil, Asociación Brasilera de Estudiantes de Ingeniería Forestal y Entidad Nacional de Estudiantes de Biología), de la Vía Campesina y de la Red de Arte Planetaria (RAP). Durante el encuentro se pusieron en práctica principios de la Agroecología como bioconstrucciones, sanitarios ecológicos, ferias de intercambio, talleres, debates, entre otros y cumplieron con sus objetivos: construcción de una Red entre los GA’s proporcionando espacios de intercambio entre los diversos participantes; 8. Nuestro apoyo a las estrategias de educación en Agroecología en todos los niveles,  como la producción científica y tecnológica y los respectivos medios de diseminación, para fortalecer el diálogo con el conjunto de los conocimientos necesarios para la construcción del conocimiento agroecológico y la formación de una masa crítica capaz de enfrentar los desafíos del futuro; 9. Que se deben ampliar las políticas públicas y las estrategias de investigación, de extensión y de desarrollo científico y tecnológico de promoción de los principios de la Agroecología, incluyéndolos como referencia teórica y metodológica en las instituciones, valorizando y respetando las singularidades territoriales, promoviendo la ciudadanía y el desarrollo rural sustentable; 10. La necesidad de fortalecer y ampliar los mecanismos de interacción, intercambio y cooperación del ABA y del SOCLA con instituciones de la sociedad civil organizada, con vista a las actividades de producción, educación, investigación, extensión y construcción del conocimiento agroecológico, en consonancia con las demandas emergentes de estrategias de adaptación a los cambios climáticos, uso sustentable de los recursos energéticos e hídricos y la manutención de la biodiversidad; 11.Que debe ser incrementada la inserción del ABA y del SOCLA en los diversos foros de discusión de las políticas públicas sobre las grandes cuestiones de interés de la sociedad, tales como estrategias de desarrollo, bioseguridad, seguridad y soberanía alimentaria, reforma agraria, etc; 12. La necesidad de incrementar las inversiones públicas en programas y proyectos de apoyo a la transición agroecológica, a la agricultura urbana y a la agricultura familiar campesina; 13. La necesidad de fortalecer las estrategias agroecológicas para la construcción de una matriz energética sustentable, basada en energías eólicas, hidroeléctricas de pequeño porte, solar y biomasa, alternativa a la actual matriz que tiene como base el uso del petróleo, para el fortalecimiento de la agricultura familiar campesina, evitando la expansión de los agrocombustibles que sustituyen la producción de alimentos y comprometen biomas y poblaciones locales; 14. Que es fundamental para la humanidad mantener los centros de origen de las especies cultivadas libres de organismos transgénicos e impedir el patentamiento de los recursos genéticos que permiten el libre intercambio de semillas; 15. Que protestamos energéticamente contra el juicio de valores por parte de miembros de la Comissão Técnica Nacional de Biossegurança (CTNBio) y de la Advocacia Geral da União (AGU) afirmados en la acción civil pública en el 2009.70.00.021057-7/PR y que niegan el papel histórico de los agricultores en el manejo, mejoramiento y conservación de la agrobiodiversidad; 16. Que exigimos al CNS su retractación inmediata por el desprecio provocado por la CTNBio/MCT y la AGU a los agricultores, en particular, a la agricultura familiar; 17. Que estamos en contra de las prácticas agrícolas, tecnologías, políticas públicas y empresas multinacionales de la industria agroalimentaria que comprometen la protección ambiental, favorecen la desigualdad socio-económica, atentan contra la seguridad y soberanía alimentaria, la salud y la vida; especialmente en lo que se refiere a los transgénicos y a los agrotóxicos; 18. Nuestro repudio a las acciones de la banca ruralista en el Congreso Nacional para la alteración de la legislación ambiental que protege los diferentes biomas; 19. Que los participantes del evento destacaron su motivación en compartir experiencias, debatir y, sobre todo, su disposición para el diálogo entre las ciencias y las organizaciones de la sociedad, la colaboración para construir caminos agroecológicos que permitan cultivar y construir un mundo donde todos puedan vivir como enseña la vida: Sin imponer ni homogeneizar, multiplicar la biodiversidad de seres y culturas, con verdadero amor por la sabiduría de nuestros pueblos. Curitiba, 12 de novembro de 2009. Firman los cerca de 3.800 participantes inos en el VI Congreso Brasileiro de Agroecología y II Congreso Latino-americano de Agroecología. http://www.agroecologia2009.org.br/modules/conteudo/conteudo.php?conteudo=44 
Relacionados