SIMAS

Bioenergía para los pobres. Dos caras de una moneda

A pesar de la existencia de las tecnologías apropiadas, la bioenergía tradicional, leña, carbón vegetal y estiércol sigue siendo la fuente de energía principal de más de 2.500 millones de personas en todo el mundo, para quienes es indispensable como medio de vida. Al mismo tiempo, el uso de la bioenergía tradicional es, a menudo, ineficiente y ocasiona el agotamiento de los recursos naturales, afectando así la producción agrícola y representando una amenaza para los medios de subsistencia de la población de menores recursos. El mayor conocimiento de los efectos del cambio climático da lugar a que las opciones bioenergéticas modernas, tales como las plantas de biogás o de biocombustibles, sean consideradas por muchos como una manera de producir más energía y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). La presente edición de InfoResources Focus intenta constituir un material de reflexión acerca del contexto en el que se dan la producción y el uso de la bionergía, identificándose los actuales desafíos y presentándose ciertos aspectos a ser considerados en el diseño y la implementación de políticas que favorezcan a los sectores de menores recursos. Para leer más: http://www.inforesources.ch/pdf/focus09_3_s.pdf
Relacionados