SIMAS

Día Mundial del Agua muestra un balance desfavorable para Nicaragua

A la mayoría de nosotros nos parece natural tener acceso al agua potable. La usamos para todo, la dejamos correr, siempre estuvo ahí y siempre estará, como el aire que respiramos y también así de imprescindible. La realidad de Nicaragua ya sale de lo ideal, sucede que estamos en aprietoS puesto que los problemas de acceso al agua se están evidenciando desde hace algunos años, La Red Nacional de Defensa del Consumidor, RNDC, denunció recientemente que en el municipio de Tipitapa, del Departamento de Managua, desde hace un año el servicio de agua potable es inconstante, problema que se agudiza cada vez más. En el Crucero, desde hace algunos días no cuentan con agua, ésta escasez provoca que los habitantes recorran largos trechos para abastecerse, lo cual afecta a la población de estas zonas tanto física como económicamente puesto que el servicio les llegue o no siempre lo pagan. En Chinandega al occidente del país, la preocupación es mayor ya que el deterioro ambiental revela el daño que está causando en los cinco municipios del norte de Chinandega; San Francisco, San Pedro, Santo Tomás, Cinco Pinos y Somotillo, donde el problema del consumo de agua potable es preocupante, pues no cuentan con abastecimiento y carecen de proyectos del Estado para resolver la crisis. Tanto en Tipitapa, El Crucero o Chinandega la situación de falta de acceso de agua significa mayor deterioro de la calidad de vida de las familias, así mismo repercute en la economía nacional y familiar. Pese a que nuestra región, es una de las regiones del mundo que gozan del privilegio natural de contar con agua que emana de las montañas, selvas, esa buena disposición de agua no consigue calmar la sed de miles de personas que aún no reciben este recurso por distintas razones: inequidad, pobreza, corrupción y desperdicio. Uno de los fenómenos que afecta a toda América Latina, incluyendo Nicaragua, es el desequilibrio que genera el excesivo uso de agua para cultivos , el consumo residencial ilimitado y la falta de resguardo de los recursos hídricos. Según la ONU, 1,500 millones de personas en el mundo no pueden gozar del privilegio de tener agua y para el año 2025 la demanda de agua potable será el 56% más que el suministro. En este 22 de marzo, fecha que se conmemora el día mundial de agua, la realidad de Nicaragua muestra un balance desfavorable. Sin embargo se puede reconocer algunos avances, sobre todo en las legislaciones. Hoy se cuenta con una ley Nacional de Agua aprobada en el 2007, se esta provocando la discusión de la Ley Especial para la Creación de los Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS), por parte de la comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Nacional. El proyecto de ley de los CAPS establece la debida organización, constitución, legalización y funcionamiento de los mismos como organizaciones comunitarias, sin fines de lucro, que contribuyen con el desarrollo económico y social de la población.
Relacionados