SIMAS

Declaración final Cumbre de los Pueblos

Del 14 al 18 de mayo tuvo lugar en Madrid la Cumbre de los Pueblos Enlazando Alternativas IV, de la cual FOCO participó activamente junto a cientos de redes, plataformas y organizaciones de Europa y América Latina y el Caribe reunidas para desenmascarar el proyecto de Europa Global, destinado a facilitar el despliegue de las empresas transnacionales europeas sobre la sociedad y la economía de los pueblos del sur, con políticas depredatorias de los derechos sociales y ambientales. Uno de los objetivos del encuentro, realizado en forma paralela a la Cumbre Oficial de Jefes de Estado de la Unión Europea y América Latina y Caribe era poner en común ideas y propuestas y construir la solidaridad “desde abajo” para enlazar políticas alternativas y crear caminos comunes hacia la justicia, la sostenibilidad y la igualdad. Durante la reunión se planteó un claro rechazo a las políticas neoliberales, en especial a los acuerdos de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y América Latina, las políticas financieras y el militarismo en ambos continentes, tal como se plasma en la declaración elaborada el 16 de mayo. En ella se pone de manifiesto que, en un contexto de crisis civilizatoria planetaria, donde los grupos sociales más vulnerables y los pueblos del Sur son los que soportan la carga más pesada, nuevamente los planes de rescate de la crisis económica se han dirigido a defender los intereses del gran capital. Al cumplirse dos siglos del inicio de las luchas de independencia en varios países de América Latina y el Caribe, la UE propone una “alianza” estratégica que supone una vuelta al pasado. La creación de una « Zona Euro-Latinoamericana de Asociación Global Interregional », sustentada en la aprobación de una serie de acuerdos de libre comercio para proteger los intereses de las multinacionales europeas en América Latina y el Caribe y cercenar las posibilidades de una integración regional y birregional sobre nuevas bases. Ante estas realidades, la organización, la resistencia, la dignidad, la solidaridad y la movilización social entre América Latina y el Caribe y Europa, son la respuesta. La declaración del Encuentro rechaza enérgicamente los Tratados de Libre Comercio, la implementación de planes de ajuste estructural y la intervención del FMI ; propone buscar soluciones reales a la crisis ambiental y climática, basadas en la justicia climática y en la necesidad de cambiar el sistema que provoca la destrucción del planeta; exhorta a mantener la lucha en favor de la democracia participativa, directa y plural y a exigirle a la UE la derogación de la Posición Común contra Cuba; repudia las políticas que aplica la UE en materia de inmigración, que fomentan la xenofobia y el racismo; denuncia la militarización de nuestros continentes y, en particular, el carácter belicista del gobierno de Colombia. Por último, es importante destacar el compromiso que la declaración manifiesta en cuanto a la voluntad de fortalecer y consolidar las luchas contra el poder corporativo y a abrir una nueva etapa de trabajo de la Red Enlazando Alternativas, hacia la constitución de un instrumento internacional vinculante para juzgar crímenes económicos. Como en Cochabamba, los movimientos sociales volvemos a alzar la voz demostrándole a las grandes corporaciones y a los gobiernos que las cobijan, la decisión de seguir luchando hasta terminar con este modelo depredatorio que esta poniendo en riesgo la vida en el planeta. Ver declaración completa en archivo adjunto
Relacionados