SIMAS

01 Septiembre 2007

Las voces de hambre cero.

La Política de Soberanía y Seguridad Alimentaria del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional (GRUN), ejecutado a través del emblemático Programa Hambre Cero, si bien no ha logrado reducir significativamente y de manera sostenible los rezagos sociales asociados al hambre, la pobreza y la malnutrición, está mejorando algunos aspecto de la vida de sectores campesinos favorecidos con el Bono Productivo, particularmente en lo que se refiere a la producción familiar de alimentos, acopio de los pequeños excedentes y su comercialización en las localidades.

 

El Programa Hambre Cero tiene vulnerabilidades, carencias y en el persisten políticas erradas como el mantenimiento de criterios partidarios en la asignación de los recursos, hecho que limita severamente el impacto positivo del programa en el mapa de la pobreza nacional, cuya superación es uno de los objetivos fundamentales del mismo.